10 razones para tener un blog de viajes


Como pareja viajera, tenemos que admitir que después de vivir a diario con el blog, nos costaría muchísimo vivir sin escribir en él, sin compartir nuestras historias e intentar ayudar a nuestros lectores. Con el paso del tiempo, el fenómeno de viajar ha crecido muchísimo, sobretodo gracias a la llegada de las aerolíneas low cost que nos han permitido llegar a casi cualquier rincón del mundo por muy poco. Os presentamos nuestras razones para tener un blog de viajes.

10 razones para tener un blog de viajes

1.Recordar las vivencias

Es uno de los puntos más importantes que os debe mover a crear un blog. Aunque tengamos una memoria privilegiada, siempre habrá detalles de vuestros viajes que se os escaparán. Por eso es muy importante la idea de crear un diario: a la vez que estás compartiendo tus vacaciones con tus seguidores, estás inmortalizando los recuerdos de ese día.

La sensación de rescatar esos textos meses después de regresar del viaje no tiene precio: te das cuenta que se te escapan muchas cosas que te gustaría recordar. Ya sabéis, que si seguís manteniendo el hosting (si preferís una página web) o la plataforma en la que creéis el blog, la memoria quedará para siempre, mientras que si lo escribís en un diario normal se os puede perder. Hoy en día, no hay nadie quien le pueda toser a internet.

2. Compartir tus experiencias con el mundo

Siempre nos preguntamos como se viajaba antes del boom de internet, una gran fuente de conocimiento que nos ayuda a diario a millones de viajeros. Así que, que mejor que poder compartir tus conocimientos para ayudar a personas que puedan tener las mismas inquietudes y hacer su viaje un pelín más fácil. Cuando se recibe un comentario positivo, que les has servido de ayuda y te felicitan, tienes un sentimiento de satisfacción incalculable. Además, el público potencial es tan grande como el mundo, y nunca sabes donde puedes llegar con tu blog. Como en todo, los límites se los pone uno mismo.

Ser leído gusta mucho, pero la clave está en la creación de un buen contenido. Si vosotros apostáis por la calidad de los artículos, tendréis muchas más probabilidades de éxito. Para conseguirlo, vale la pena leer estos consejos útiles sobre todo lo que debe incluir un buen blog de viajes.

3. Despertar tu creatividad

Escribir en un blog de viajes te hará superar tus límites. Al compartir tus experiencias, siempre querrás sacar mejores fotos, hacer posts más atractivos, crear infográficos que te separen de la competencia, y eso mejorará tu creatividad. En este apartado es muy importante leer otros blogs y aprender de ellos: no hace faltar ir demasiado lejos, ya que en el país los hay de muy buenos.

blog de viajes
Tener un blog de viajes hace que siempre vayamos con la cámara al cuello

4. Te hace estar más presente en los viajes

Aunque parezca mentira, desde que tenemos el blog de viajes nos fijamos más en las cosas. Hay muchos lugares en que la diferencia cultural es muy grande, y es muy interesante fijarse en todos los detalles para enseñárselo a la gente que, por el momento, no ha tenido la oportunidad de descubrir ese sitio concreto e invitarle a hacer el paso. Además, retienes más las pequeñas cosas que te llaman la atención, porque tienes el incentivo de compartirlas en tu blog y no quedarán en el olvido.

5. Te incentiva a viajar más

Al documentar los viajes y contar las experiencias a los demás, valoras mucho más el viajar y haces todo lo posible para estar el máximo de días de vacaciones posibles. Viajar es un vicio, pero de los buenos. Además, hará que tus vacaciones sean más activas y te intereses por probar nuevas aventuras. Nosotros no nos arrepentimos de ni un euro de lo que hemos gastado. Lo bien invertido y lo derrochado siempre nos ha servido de algo.

6. Conocer a otros bloggers del sector

El hecho de compartir hará que tengáis una gran interacción con otras personas del sector, que están movidas por el mismo interés que vosotros. Ese contacto os ayudará en muchos sentidos: desde consejos para mejorar en vuestro blog a ser recomendados en vuestro próximo destino. Ya veréis que uno de los mejores placeres de “este mundillo” es el placer de ayudar y sentirse ayudado de forma cooperativa. Y ya veréis que, cuando empecéis, la sensación de alegría cuando tengáis un comentario nuevo no se puede pagar con dinero.

7. Para aprender nuevas cosas más allá de los viajes

Como dice la famosa cita, viajar es la mejor universidad del mundo. Lo cierto, es que al sabio que inventó la frase no le falta razón. A parte de tener la oportunidad de conocer y abrirte a nuevas culturas, a identificar algunas zonas donde no te puedes meter… también vas a aprender de las críticas que recibas de tus lectores. Cuando se hace una cosa, aunque seas el blogger más influyente, nunca gustará a todo el mundo, por lo que aprender a aceptar las críticas os hará mejores. Así que como veis, el alcance del aprendizaje no se limita a los viajes, sino que también afecta a la propia formación como persona. Nosotros podemos decir que gracias a viajar somos mejores personas.

8. Tener dos currículums: viajero y profesional

Como consecuencia del punto anterior, viajar no sólo te servirá para dar consejos a otros viajeros, sino que te abrirá nuevas puertas gracias a estar más cultivado. Así que lo definiríamos como influyente en los dos currículums: el de la vida, y el de trabajo. El hecho de tener un blog de viajes será muy atractivo para muchas empresas interesadas en edición de contenido, periodismo o contenido audiovisual. Además, seguro que los jefes valorarán positivamente tener en plantilla a una persona que ha visto mundo.

9. Ayudar a financiar tus viajes

Y obviamente, no engañaremos a nadie, uno de los mejores beneficios de tener un blog de viajes es obtener algunos ingresos con vuestro trabajo. Aunque al principio se pueda pensar que en internet se gana dinero fácilmente, es totalmente erróneo. Deberéis tener muchísimas visitas como para ganaros la vida con esto: para que os hagáis una idea, con unas 5.000-8.000 visitas diarias se pueden ganar unos 1.800 euros mensuales, pero no sabéis lo complicado que es llegar a tener estas visitas.

Como es más fácil hablar con números, si vuestro primer año ha sido exitoso y os sabéis mover bien con las empresas, os va a permitir pagar la mitad de los gastos del hosting y el dominio. Consolidarse en internet es muy complicado, y más en este sector, en el que hay muchísima competencia.

Lo que es bastante más sencillo es recibir productos gratis de empresas vinculadas con el sector. Por ejemplo, cuando vuestro blog esté bastante consolidado, recibiréis bastantes correos en los que os pagarán cenas, noches de hotel, excursiones guiadas… a cambio del comentario de la experiencia. Una de las mejores cosas de tener un blog es intentar ofrecer tus servicios a cambio de productos, eso hará que vuestros viajes sean más económicos.

10. Valorar el Wi-Fi como si fuera oro

Todo blogger necesita estar permanentemente en línea, así que cuando estéis en el extranjero, os sentiréis muy dependientes de aquellos lugares en los que encontréis Wi-Fi. Nuestra experiencia dice que siempre acabaréis yendo al McDonald’s más de lo que os gustaría: en pocos países suele fallar (Italia, y no recordamos más). Ya veréis que tener un blog vicia, y que a la mínima que saquéis una buena foto, la querréis compartir con vuestros seguidores (ellos hacen lo mismo, y cuando estás en casa y lo ves, te mueres de envidia).

blog de viajes
¡Hay que aprovechar cada minuto de WiFi gratis!

Así que ya sabéis. Estamos esperando a que creéis vuestro blog para que nos ayudéis a conocer la infinidad de rincones de mundo que nos quedan por descubrir. Que la competencia no os haga dudar: aunque no tengáis las visitas esperadas, seréis de utilidad para muchos.

Y para acabar, un consejo. A todo el mundo le gusta ser leído y ver rápidamente el resultado, pero en este mundo no es así. Hay un dato que lo refleja: el 95% de los blogs son abandonados antes de cumplir un año. ¡No os rindáis!