Balance del Eurotrip

Más de 10 ciudades, 6 países diferentes, 7.000km de recorrido, 275km andados dan para hacer un balance importante de nuestro Eurotrip. Han sido muchas experiencias en poco tiempo, y nos gustaría compartirlas poco a poco con todos vosotros. Aquí os dejamos nuestro balance, aunque sea totalmente subjetivo, seguro que os sirve de algo 🙂

La mejor ciudad

Florencia, aunque ciudades como Budapest y Viena nos lo han puesto más difícil. La bella ciudad de la Toscana nos sorprendió gratamente y esperamos volver pronto y descubrir más de sus bonitos rincones.

Florencia vista desde la Piazzale Michellangelo
Florencia vista desde la Piazzale Michelangelo

La peor ciudad

Nápoles, sin ninguna duda. No nos arrepentimos de ir allí porque fue nuestro punto de partida para visitar tesoros como el Vesubio o Sorrento, pero desde luego que el poco tiempo que pasamos en Nápoles nos generó más inseguridad que ganas de pasear por sus históricas calles.

La más limpia

Viena, de calle. Difícilmente encontrabas un papel por el suelo y jardines descuidados. Un 10 para la capital austriaca en este aspecto.

wieeen
Parques y monumentos perfectamente conservados

La más sucia

Nápoles. Un desastre de pies a cabeza. Una ciudad muy descuidada, especialmente en la zona dónde nos alojábamos. Deberían conservar mejor una ciudad con su patrimonio.

La mejor vista

Desde la cima del Vesubio. Una panorámica increíble de toda la costa almafitana y de la bahía de Nápoles. Una excursión imprescindible si visitáis la zona.

VESUBIUUS
Increíbles las vistas desde el volcán

La mejor comida

La pasta de Vapiano. Hemos comido en muchos restaurantes, algunos buenos, otros no tanto, pero sin duda nos quedamos con la pasta de la cadena alemana Vapiano. A buen precio, su calidad no deja a nadie indiferente. PD: No, no nos pagan. Ya nos gustaría 😛

El mejor helado

El de piña y sandía de la heladería Marco Ottaviano de Florencia. Ben and Jerry’s, Farggi o Haegen Daazs juegan la Europa Liga comparados con esta heladería. Campeona de la Champions indiscutiblemente, tanto en atención como en calidad. Creemos que hasta el David de Miguel Ángel se escapa a veces a por uno 🙂

El mejor momento

Es muy difícil quedarnos con un solo momento en tantos días… ¡seguiremos pensando! Aunque volver a probar el Cheesecake del T.G.I.F de Budapest es un serio candidato.

pastel
El cheesecake, siempre tan irresistible

El peor momento

Confiar en Sony, comprar un móvil sumergible y meterlo bajo el agua de la piscina del hotel de Bratislava. Nos quedamos sin él y con un cabreo importante.

El mejor hotel

Park Inn Danube Bratislava. Aunque allí se nos estropeó el teléfono, la culpa no fue del hotel. Servicios e instalaciones excelentes para su precio.

El peor hotel

Hotel Vidale Mestre, en Venecia. Fue el más caro y el que más nos decepcionó. Anticuado y dejado, aunque si se quiere dormir en Venecia a buen precio es lo que toca.

Nos faltaron días en…

Venecia. Dedicarle un sólo día a una belleza como Venecia nos dolió, pero si queríamos saltar de Italia a Hungría a un precio casi regalado no teníamos más opciones. Volveremos.

Venecia-panorama
Los canales de Venecia que tienen enamorado a medio mundo

El mayor aprendizaje

Que no existen móviles sumergibles y que no se debe subir con maletas a la Piazzale Michellangelo.

Nos arrepentimos de…

Pagar 6,50€ por una botella de agua en un restaurante de Bratislava.

El peor enemigo

El calor insufrible de Bolonia, Florencia o Viena y las duras rampas del Vesubio.

caloor
Hidratarnos era nuestro pan de cada día

Nuestro mejor amigo

Nuestro fiel compañero Qatier, ¡que ha disfrutado más que nosotros! Le podéis seguir en Instagram.