¿El Bronx es peligroso?

El Bronx es peligroso, ¿sí o no? Esta es la pregunta que mucha gente se hace antes de visitar Nueva York. Nosotros hemos tenido la suerte de estar en la “Big Apple” tres veces, y siempre que vamos investigamos un poco sobre este tema, ya que nos despierta mucha curiosidad. En este post analizaremos este barrio, sin duda, uno de los más famosos de Estados Unidos y a que mucha gente no le cae demasiado simpático.

Dónde dormir barato en Nueva York

¿Qué es el Bronx?

Es uno de los 5 distritos de la ciudad de Nueva York, situado al noreste de la famosa isla de Manhattan. Según los últimos datos, en el Bronx residen un millón y medio de habitantes, la mayoría procedentes de América Latina.

Vivir en Nueva York es muy caro, y es en el Bronx dónde el precio del alquiler está mejor de precio, aunque por menos de 1000$ al mes es bastante complicado encontrar algo. El Bronx es el borough de Nueva York que dispone de más pisos de residencia social.

Mito o verdad: ¿El Bronx es peligroso?

El pasado tiene un gran peso a la hora de responder esta cuestión. Durante los 80 y los 90 en este barrio se producían una media de dos asesinatos diarios, pero se tiene que admitir que este barrio no es (ni ha sido) lo que las películas nos han mostrado.

Bronx es peligroso
La famosa comisaría de Fort Apache

Entre lo que hubo antes y lo que hay ahora hay una gran diferencia, sobretodo gracias a las múltiples acciones que se realizaron desde la alcaldía de Nueva York para rebajar los índices de criminalidad. Aun así, siguen siendo de los más altos de todo Estados Unidos.

¿Es aconsejable visitar el Bronx como turista?

Nueva York es muy grande, y según nuestra experiencia, si no vais al Bronx no os perdéis nada y os exponéis a un riesgo totalmente prescindible. Si os mata la curiosidad, creemos que lo más apropiado es que hagáis el Tour de Contrastes. Este Tour consiste en una visita guiada dentro de un autobús donde bajáis en las zonas más famosas como el Yankee Stadium, o los numerosos grafitis. Está muy bien para hacerse una imagen del barrio.

Bronx es peligroso
Nuestra foto “turistas total” en la zona de graffitis más famosa del Bronx

No es justo afirmar que todo el Bronx es peligroso, ya que estamos hablando de un barrio que tiene la misma extensión que muchas capitales europeas. La zona norte del Bronx es bastante tranquila y residencial, con casas muy bonitas y elegantes.

Sin embargo, la peor parte se la lleva la zona sur del Bronx, o más conocido como South Bronx. A parte de que es una zona muy pobre y que no tiene ningún atractivo turístico, es una zona de pandillas y donde abunda el tráfico de drogas. Ahí podéis observar las zapatillas colgando de los cables de electricidad, flores en varias esquinas conmemorando asesinados y tiendas que cuando cae la luz del sol cierran y venden sus productos por una ventanilla como lo hacen las gasolineras por las noches. En definitiva, aquí sí que podemos decir que el Bronx es peligroso.

Bronx es peligroso
Una tienda vallada a plena luz del día para evitar robos

¿Cuáles son las zonas a evitar?

Os trasladamos la opinión de los expertos. Si visitáis el Yankee Stadium o el Zoo del Bronx probablemente no tengáis problemas, pero como hemos dicho, a la mayoría de zonas es mejor que no vayáis solos, pero bajo ningún precepto os paseéis por la avenida Westchester, o las zonas de Melrose, Mott Haven, Morrisania o Huntspoint. Éste último, a parte de ser pobre y peligroso como los demás, tiene el problema añadido de la prostitución.

Nuestra experiencia

No podemos decir que todo el Bronx es peligroso, pero creemos que las vacaciones son para disfrutar y que a veces el morbo puede jugar una mala pasada. Para poner un par de ejemplos, preguntamos a un camarero de un Starbucks cercano al Brooklyn Bridge si merecía la pena visitar el Bronx y nos dijo que él había ido dos veces por trabajo y las dos fue atracado al salir del metro. Además, tenemos un amigo de Queens que siempre nos dice lo mismo: “El Bronx es peligroso. Si no conocéis a nadie, no vayáis”. Pero sin duda lo que más vale es la propia experiencia, y tras verlo con nuestros propios ojos dijimos: “¡Por esta zona del South Bronx no volvemos más!”.