Brujas en un día: itinerario de visita

Brujas es una ciudad pequeñita y muy bien comunicada gracias al excelente sistema de trenes belgas. Por eso te será fácil descubrir sus mayores atractivos en sólo un día. ¡Ni se te ocurra irte de Bélgica sin ver Brujas! Es la ciudad más visitada del país gracias a su precioso casco antiguo, que es Patrimonio de la Humanidad. Ver Brujas en un día no es ninguna locura, pero recomendamos quedarse un par de días en la ciudad para descubrir todos sus encantos con más calma, ¡la ciudad lo merece! 😉

QUÉ VER EN BRUJAS EN UN DÍA

Lo más práctico es llegar a Brujas en tren, se tarda poco más de una hora en llegar desde Bruselas. Es por eso que el recorrido para descubrir Brujas en un día empieza en la estación de tren. Está a una media hora caminando del centro, pero no te preocupes, ¡hay muchas cosas interesantes que ver por el camino!

Minnewaterpark

Tocando a la estación encontrarás un primer rincón lleno de magia. Se trata del parque Minnewater, que en su día fue un pequeño puerto. Ahora es un parque tranquilo lleno de pequeños canales y puentes. Minne significa “amor” en neerlandés, así que su nombre indica que es un sitio de lo más romántico. Intenta localizar los cisnes que pasean tranquilos por el lago, son un símbolo de la ciudad.

La leyenda cuenta que los ciudadanos ejecutaron a Pieter Lanchals, un administrador de la corte. Su apellido significa “cuello largo” y en su escudo de armas había un cisne blanco. Por eso, el conde Maximiliano de Austria quiso castigar al pueblo obligándolo a cuidar a un grupo de cisnes eternamente. Desde entonces, los que son el espíritu de Pieter Lanchals no han de dejado de vivir en el Lago del Amor.

Beguinaje de Brujas

Tocando al Lago del Amor está el Beguinaje de Brujas, una zona histórica y con mucho encanto. Las beguinas eran mujeres, habitualmente viudas, que hacían una vida religiosa ayudando a los más necesitados pero fuera de un convento. Hay 13 beguinajes flamencos considerados Patrimonio de la Humanidad, y éste es uno de ellos. El Beguinaje data de 1245 y consta de una treintena de casitas blancas de los siglos XVI al XVIII, una iglesia barroca y la Iglesia gótica de la Santa Isabel. Hoy en día aún viven mujeres de esta comunidad y también hay una casa-museo para comprender su forma de vida.

Iglesia de Nuestra Señora

Siguiendo hacia el centro del casco histórico te encontrarás con esta iglesia de la Época Medieval. Su torre de ladrillo es la segunda más alta del mundo, por detrás de la Iglesia de San Martín en Landshut (Alemania). Dentro podrás ver la Madonna de Brujas, una escultura de Miguel Ángel. Es todo un privilegio, ya que es de las pocas obras del artista que se conservan fuera de Italia. También se pueden ver los mausoleos de María de Borgoña y Carlos el Temerario.

Para la visita...

La iglesia se puede visitar gratuitamente, pero para ver la zona del museo, donde está la escultura de Miguel Ángel y los sepulcros de los duques de Borgoña hay que pagar 4€.

Grote Markt

Esta plaza lleva siendo el centro de la vida de Brujas desde hace más de 1000 años. Su nombre se debe al mercado que se celebra cada miércoles desde el año 968. Aunque los edificios que más llaman la atención son la Torre del Campanario y el Juzgado Provincial, mires donde mires hay construcciones preciosas que recuerdan el pasado de Brujas. En el centro de la plaza hay estatuas que conmemoran a los héroes de la batalla contra los franceses en 1302, que además simbolizan la independencia de Flandes.

Brujas en un día
Los preciosos edificios de la plaza Markt son parte de la foto más característica de Brujas

Plaza de Jan van Eyck

A sólo 5 minutos caminando de la plaza central encontrarás la plaza de Jan van Eyck. Aunque sólo visites Brujas en un día, vale la pena desviarse un poco del recorrido y acercarse. Es una bonito rincón de la ciudad con vistas al canal de Spiegelrei. Una estatua del famoso pintor flamenco Jan van Eyck preside la plaza, que también cuenta con el edificio de la Tolhuis (Antigua Aduana). En esta pintoresca plaza se recaudaba un impuesto en la Edad Media para poder construir la Aduana. Se podría decir que fue el ayuntamiento alternativo de Brujas, ya que allí se reunían las figuras más poderosas para tomar decisiones políticas y económicas.

Brujas en un día
Una pequeña plaza con mucha historia y unas vistas preciosas

Torre del Campanario (Belfort)

Volviendo a la plaza central, allí encontrarás la construcción más alta de Brujas. El campanario se trata del mirador por excelencia de la ciudad gracias a sus 83 metros de altura. Además tiene una larga historia: se construyó en el 1280 con madera como atalaya, para prever posibles ataques.

Si no te conformas con verlo desde fuera, puedes subir y contemplar los canales desde lo más alto de la ciudad. Tendrás que subir 366 escalones de caracol no aptos para claustrofóbicos, las vistas valen muchísimo la pena, así que no te arrepentirás del esfuerzo.

Comer en Cafe de Gilde

Al bajar del mirador es un buen momento para reponer fuerzas. Muy cerca de la plaza central encontrarás el restaurante tradicional Cafe de Gilde. Sirven platos belgas muy abundantes a un precio también muy apetecible. Tienen un menú de 9,50€.

Si no te convence la propuesta, puedes descubrir 9 locales más para comer bien y barato durante tu visita a Brujas en un día.

10 restaurantes para comer bien y barato en Brujas

Burg

Muy cerca de Markt se encuentra esta otra plaza, que no tiene nada que envidiarle a la principal. En la plaza Burg encontraréis unas fachadas impresionantes. Se trata de la plaza que concentraba los máximos poderes de Brujas antiguamente. Allí podrás ver el ayuntamiento más antiguo de Bélgica, que tiene 1200 años, ¡casi nada!

Brujas en un día
El Ayuntamiento más antiguo de Bélgica, ¡y uno de los más bonitos del mundo!

También te encontrarás con una pequeña iglesia que. según la leyenda, guarda la sangre de Jesucristo que se trajo a la ciudad en la época de las Cruzadas. Se trata de la Basílica de la Santa Sangre, donde se puede entrar gratuitamente.

Información útil
 Tiene un horario bastante reducido, sólo se puede visitar de 10h a las 12h y de 14h a las 17h.

Antes de marcharte de la plaza, tienes que ver el Brujse Vrije, donde se encontraban antiguamente los tribunales de justicia. Ahora contiene los archivos municipales, pero su mayor atractivo es el Salón Renacentista.

La Basílica de la Santa Sangre es uno de los mayores atractivos turísticos de Brujas, ya que en ella se veneran los restos de lo que, según la tradición, es la sangre de Jesucristo, traída a Brujas en época de las Cruzadas.

Rozenhoedkaai

Este rincón de nombre impronunciable es seguramente el más fotografiado de Brujas, y con razón. Se traduce a Muelle del Rosario y tiene un encanto especial. Desde allí puedes ver cómo los bonitos edificios de piedra se reflejan en el agua del canal con el campanario de fondo. Una estampa preciosa que muchísimos turistas guardan cada día en sus cámaras.

Brujas en un día
El rincón más romántico de Brujas

Conoce Brujas desde sus canales

No habrás conocido bien Brujas hasta que la veas desde otra perspectiva. Hay cinco embarcaderos desde donde subir a una barca para dar un paseo por los canales. Desde el mismo Muelle del Rosario salen los barcos, pero si consultas el mapa verás los demás puntos. El recorrido dura una media hora, durante la cual te irán explicando curiosidades de los sitios que verás.

Información útil

Desde marzo hasta mediados de noviembre, los barcos salen diariamente de 10h a 17:30h. El resto de meses el horario es más reducido.

El paseo cuesta 7,60€. Si tienes la Brugge City Card no tendrás que pagar nada.

Groenerei

Igual que el Muelle del Rosario, este es un rincón de postal de Brujas. El “Muelle Verde” está rodeado de vegetación que cubre los viejos puentes de piedra. De fondo, verás el campanario y la aguja de la iglesia de Nuestra Señora. Otro rincón precioso que debes incluir en tu visita de Brujas en un día.

Brujas en un día
Un paseo por esta zona es ideal para acabar la visita a Brujas en un día, ¡te quedarás con ganas de más!

Museos para conocer mejor la ciudad

Para acabar la visita de Brujas en un día, ¿qué tal unos museos para descubrir mejor las cosas más características de Bélgica? Depende del tiempo que te quede, tendrás que elegir el que más te interese porque los museos cierran pronto, a las 17h. Si no te apetece entrar en ninguno o ya es demasiado tarde, siempre es un buen momento para disfrutar de unas buenas patatas fritas y una cerveza en el centro de Brujas. ¡Una forma ideal de acabar un día ajetreado de turismo!

Groeningemuseum

El Museo de Groeninge alberga las obras más representativas de las artes artes plásticas de los Países Bajos en los últimos 600 años. Destaca los cuadros de la escuela de los primitivos flamencos, como Jan Van Eyck, Hugo van der Goes, Hans Memling y Gerard David. También se pueden encontrar obras neoclásicas, expresionistas y del periodo de postguerra.

Está ubicado al lado de un precioso canal y muy cerca también se encuentra la Catedral de San Salvador. Además, a su alrededor hay unos jardines muy apropiados para pasear un rato después de la visita.

Museo del Chocolate

Si te apasiona el chocolate y quieres descubrir su historia, este museo es para ti. Te pondrán los dientes largos con explicaciones sobre la planta del cacao, la maquinaria con que se hace el chocolate e incluso cómo se elaboran los bombones. Al final de la visita podrás ver multitud de creaciones de chocolate hechas en el propio museo.

Museo de las Patatas Fritas

Si te va más lo salado que lo dulce, el Frietmuseum es el equivalente al museo anterior pero con las patatas fritas. La exposición trata sobre las diferentes variedades de patatas y las formas de prepararlas. En el sótano puedes probar las auténticas patatas fritas belgas.

Consejo

Si tienes intención de entrar en la mayoría de museos y atracciones que te hemos propuesto, te saldrá a cuenta comprar la Brugge City Card.

Cuesta 47€ y permite la entrada a los principales puntos de interés y da derecho a un paseo en barca por los canales.