Bruselas en un día: itinerario de visita

Visitar Bruselas en un día no es ninguna locura. La capital de Bélgica es una ciudad pequeñita que se puede descubrir y disfrutar en pocas horas. Desde deleitarse en la Grand Place hasta descubrir el pequeño y simpático Manneken Pis. En este post te contamos un itinerario de visita para que podáis ver Bruselas en un día.

Además te dejamos un post con 10 curiosidades de la ciudad para que la disfrutes como se merece.

10 curiosidades de Bruselas

BRUSELAS EN UN DÍA: ITINERARIO DE VISITA

Tanto si llegas a Bruselas desde el aeropuerto como de otra ciudad belga, seguramente el primer sitio que pises de la ciudad será la estación central. Tienes la suerte que está céntrica como para llegar caminando al centro. Además tiene consignas para no ir cargado todo el día. Nosotros no tenemos demasiado buen recuerdo de este lugar, ya que casi acabamos perdiendo la mochila con el portátil, cámara y todo… Esperamos que empieces tu recorrido con mejor pie 😉

Grand Place

El primer lugar que tienes que visitar en Bruselas es la Grand Place, es tan majestuosa que no te dejará indiferente. De hecho, está considerada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. La razón de su belleza son sus imponentes edificios. Los más importantes son el ayuntamiento de la ciudad y la Maison du Roi, que fue residencia de la familia real y ahora se ha convertido en el Museo de la Ciudad de Bruselas. En este museo podrás conocer mejor la historia de la ciudad con pinturas y tapices desde el siglo XVI. Pero en realidad lo más curioso es ver los trajes con que visten al niño más famoso de Bruselas, el Manneken Pis.

Bruselas en un día
Esta impresionantes plaza es lo primero que debes visitar en Bruselas en un día

La plaza en sí es todo un espectáculo, pero cuando más impresionante está en durante la Navidad y cuando está cubierta por una alfombra gigante de flores. Esto último ocurre cada dos veranos, la próxima cita será del 16 al 19 de agosto de 2018.

Manneken Pis

Este niño de bronce de 61cms sea quizá lo más famoso que ver en Bruselas, pero su historia no está clara. Según a quien preguntes te dirá que simboliza la actitud de los belgas frente al poder y otros dirán que homenajea a un chico que quiso apagar un fuego con sus propios recursos. Sea como sea, esta simpática estatua es una parada obligada y muy probablemente la encontréis disfrazada con uno de los más 600 trajes que se guardan en el museo de la ciudad. También hay una versión femenina (Jeanneke Pis) y canina (Zinneke Pis).

Conoce mejor la historia y curiosidades del niño más famoso de Bruselas

Alrededor de este icono de Bruselas hay un montón de tiendas de gofres por sólo 1€. Aunque visites Bruselas en un día y el tiempo apriete, no es mala idea pararse a degustar esta delicia belga.

Bruselas en un día
Si esperas ver una pedazo de estatua, el Manneken Pis te decepcionará

Les Galeries Royales Saint Hubert

Te guste o no ir de compras, tienes que pasarte por las galerías comerciales más antiguas de Europa. Desde 1837 han sido un lugar de reunión para intelectuales y artistas de la ciudad. Están cubiertas por un precioso techo acristalado y comunican el Teatro de la Monnaie con la Grand Place. Los 200 metros de largo de las Galerías Royales Saint Hubert están llenos de escaparates de lujo. Hay joyerías, tiendas de ropa, un cine y, estando en Bélgica, tampoco podían faltar las grandes marcas de chocolate.

Una joya casi exclusiva
 En el siglo XVIII se construyeron siete galerías en Bruselas, ahora sólo se conserva tres: Saint Hubert, Bortier y Northern Passage.
Bruselas en un día
Las galerías más antiguas y exclusivas de Bruselas

Centro Belga del Cómic

El Museo del Cómic de Bruselas es el lugar perfecto que ver en Bruselas para los amantes de Tintín o Los Pitufos, que nacieron en Bélgica. Encontraréis muy bien conservadas las obras originales de diversos autores europeos, incluyendo dos salas dedicadas a Hergé y Peyo. Es un lugar ideal para ir con niños, se lo pasarán en grande en la sala de lectura o entrando en la casa de los Pitufos.

Catedral de San Miguel y Santa Gúdula

Es la catedral por excelencia no sólo de Bruselas, sino de toda Bélgica, No es para menos, ya que lleva desde el siglo XIII en la ciudad. Fue la iglesia de San Miguel hasta que en el año 1047 acogió los restos de Santa Gúdula. Su buen estado se debe a la restauración que se hizo en los años 80.

Ahora, la puedes ver en todo su esplendor. Si te genera curiosidad su interior, encontrarás preciosas vidrieras dell siglo XVI, un órgano espectacular con 4.000 tubos y estatuas de los apóstoles.

Bruselas en un día
Una parada importante durante la visita de Bruselas en un día, es parte de la historia de la ciudad

Palacio Real

La Plaza Real es uno de los espacios más elegantes de Bruselas porque se encuentran el Parlamento de Bélgica, el Palacio de Justicia y el Palacio Real, la sede de la monarquía belga. No se trata de la residencia de los reyes, sino que hay oficinas, algunos ministerios y salas de reuniones.

¡Visítalo!

Si visitas Bruselas en verano, no desaproveches la oportunidad de visitarlo por dentro para ver sus estancias.

El horario de visita es de martes a domingo de 10:30h a 17h desde el 22 de julio hasta el 6 de setiembre.

Bruselas en un día
Un paseo por los jardines del Palacio Real es un buen plan para antes de comer

Place du Grand Sablon

La Place du Grand Sablon muesta el lado más tradicional de Bruselas. Además, es un buen sitio para parar a reponer fuerzas después de toda una mañana de turismo. Está llena de restaurantes donde comer algo a todas horas, galerías de arte y tiendas de chocolate. Recomendamos muchísimo disfrutar de un paseo por la plaza y las callecitas que la rodean para bajar la comida.

Esta plaza también es perfecta para los amantes de las antigüedades, ya que os fines de semana a partir de las 9h se organiza un pintoresco mercadillo que reúne sobre todo objetos de plata y libros.

Place du Petit Sablon

Tampoco te puedes perder la Place du Petit Sablon. Su cara más bella es el jardín que alberga 48 estatuas de bronce que representan oficios antiguos y también figuras célebres de la historia de Bélgica. Tampoco dejes de visitar las iglesias góticas de Notre Dame de Sablon y Notre Dame de la Chapelle.

Palacio de la Justicia

Para acabar el recorrido por el centro de Bruselas, llega hasta el Palacio de la Justicia. Allí se encuentran las principales oficinas de la justicia belga. El edificio es espectacular, aunque seguramente lo encuentres en obras. Desde que se inició su construcción en el 1866 ha ido de la mano de las polémicas y por eso aún no está del todo terminado. Aun así, merece muchísimo la pena que entres. El pórtico de las columnas es alucinante, con una mezcla de estilos clásicos.

Consejo
Cuando salgas del Palacio de Justicia, asómate al mirador de la plaza para tener una bonita vista de Bruselas.

Bruselas en un día
Como ves, es la Sagrada Familia de Bruselas

Parlamentarium

Seguramente no tengas tiempo para disfrutarlo como se merece si visitas Bruselas en un día, pero es una visita muy didáctica e interesante. Aquellos interesados en política no se pueden perder la exposición.

Se trata del centro de visitantes del Parlamento Europeo. Cae un poco alejada del centro pero creemos que vale mucho la pena. Aprenderéis mucho sobre la historia de Europa y la formación de la Unión Europea en una exposición muy moderna y bien montada que se basa en los elementos interactivos. A la entrada dan una guía multimedia (disponible en todas las lenguas oficiales de la Unión Europea) para que sigas la exposición a tu ritmo.

Atomium

Es otro de los grandes iconos de Bruselas, pero tiene el inconveniente que cae alejado del centro. Si te hace gracia visitarlo, sólo tienes que coger la línea 6 del metro hasta la última parada, Heysel. Se tarda unos 25 minutos desde el centro de Bruselas.

Este átomo gigante de 102 metros de altura fue construido en 1958 con motivo de la Exposición Universal que se celebró en Bruselas. Aunque está alejado de la ciudad, es curioso de visitar. Impresiona lo grande que es y además está en un entorno muy bonito. Al lado tiene los jardines Serres Royales de Laeken y el parque Mini Europe, donde encontraréis los edificios más emblemáticos del continente en miniatura.

Bruselas en un día
Visitar este curioso museo es el plan perfecto para acabar la visita a Bruselas en un día

Se puede subir en un ascensor que os llevará hasta la esfera más alta en cuestión de segundos. Arriba hay un mirador con vistas a la ciudad y dentro de las demás esferas hay una exposición sobre la historia del monumento y otras exposiciones temporales. Pero visitando Bruselas en un día, seguramente sólo tengas tiempo para verlo desde fuera.

Precios