Castillo de Praga: información útil

Castillo de Praga, belleza mágica. Praga es una ciudad con un encanto especial en cada rincón con muchas cosas que hacer, pero su castillo es sin duda lo más fascinante. Es como una pequeña ciudad independiente con un ambiente mágico. Al contrario de lo que se puede pensar, no se trata de un castillo convencional, sino que es un recinto de calles estrechas y grandes maravillas arquitectónicas góticas, renacentistas y barrocas. El Castillo de Praga se considera el castillo antiguo más grande del mundo, con 570 de largo por 130 de ancho y tiene todo esto que ofrecer…

25 cosas que hacer en Praga

6 PUNTOS DE INTERÉS EN EL CASTILLO DE PRAGA

1. Catedral de San Vito

Esta catedral se ha convertido en todo un símbolo de Praga, aunque es relativamente reciente ya que se abrió al público en 1929, después de estar en construcción desde 1344. Sí, no habéis leído mal, después de muchos cambios de monarcas, arquitectos y la Guerra de los Treinta Años que le causó desperfectos, esta imponente catedral se acabó completamente tras seis siglos de espera.

castillo de praga
La imponente Catedral de San Vito es la joya del castillo

Su interior ha sido el escenario de coronación de varios reyes, así como el lugar de su entierro, en el Panteón Real. Tiene unos vitrales impresionantes y la parte más preciada de la catedral es la Capilla de Wenceslao, decorada con oro y piedras preciosas. Aunque no esté abierto al público, a través de esta capilla se accede a la cámara donde se guardan las Joyas de la Corona Checa. Es por lo tanto una catedral muy preciada para Praga y un tesoro tanto por dentro como por fuera para sus visitantes.

2. Callejón del Oro

Se trata de una pequeña calle dentro del recinto del castillo que data del siglo XVI, cuando 24 guardianes de la corte construyeron sus casitas allí. Más tarde, la calle adquirió su nombre porque vivieron orfebres durante varios siglos. A partir del siglo XIX sus habitantes se diversificaron: artistas, cortesanos e incluso gente corriente. Uno de los personajes célebres que vivió en la casa 22, de color azul, es Franz Kafka.

Hoy en día, las preciosas casitas de colores son pequeñas tiendas de marionetas y armaduras medievales en las que vale la pena curiosear. Sin duda, para nosotros es lo mejor que hay en el Castillo de Praga.

El Castillo de Praga tiene este callejón tan encantador
El Castillo de Praga tiene este callejón tan encantador

3. Basílica de San Jorge

Es el edificio más antiguo dentro del recinto del castillo y su llamativa fachada roja no deja indiferente. Fue construida en el año 920 y más tarde se amplió añadiendo un convento. Eso sí, si no os cuadra que la fachada sea tan antigua vais bien encaminados: sufrió un incendio que hizo reconstruirla en el siglo XVII. Actualmente, su interior sirve como sala de exposición del arte bohemio del siglo XIX de la Galería Nacional del Praga. También se usa como sala de conciertos. Podéis consultar todas la agenda cultural del recinto en su página web. Ya veis que en el Castillo de Praga hay de todo.

La fachada de la basílica es preciosa y en su interior hay verdaderos tesoros
La fachada de la basílica es preciosa y en su interior hay verdaderos tesoros

4. Palacio Lobkowicz

Este palacio situado en el Castillo de Praga fue de la familia Lobkowicz durante más de 300 años. Las diversas generaciones de nobles fueron apasionadas por la música y por ello hicieron de mecenas a compositores como Händel, Haydn y Beethoven. Durante el siglo XX, el palacio acogió oficinas del gobierno checo, pero más tarde los nazis y comunistas expoliaron las valuosas pertenencias de la familia Lobkowicz. Actualmente, después de una restauración del palacio se puede apreciar una gran colección artística con el nivel de Velázquez, Rubens o Canaletto. También hay réplicas de las joyas de la corona checa, una muestra de armas y diversos instrumentos musicales y partituras de la época de mecenaje de los Lobkowicz.

La nobleza checa vivió en este impresionante palacio durante tres décadas
La nobleza checa vivió en este impresionante palacio durante tres décadas

5. Las torres del castillo

El recinto del castillo tiene cuatro torres con grandes historias detrás. La más famosa es quizá la Daliborka, una antigua cárcel conocida por su primer prisionero, llamado Dalibor. Dice la leyenda que hizo de Robin Hood y ayudó a unos esclavos con su levantamiento y por ello fue encarcelado y ejecutado.

La Torre Daliborka es el escenario de muchas leyendas de la ciudad
La Torre Daliborka es el escenario de muchas leyendas de la ciudad

También son conocidas la Torre Negra y la Torre Blanca. La primera adquirió el nombre después que un incendio la dejara ennegrecida y la segunda fue una prisión de donde se cuentan historias muy crueles.

Por último, la Torre de la Pólvora está al lado de la Catedral de San Vito y formó parte de la fortificación del castillo. Su nombre se debe a que también fue un depósito de pólvora hasta que hubo una explosión accidental y se tuvo que reconstruir.

6. Museo del Juguete

Este museo es perfecto para los más nostálgicos o las familias con niños que visitan el castillo. Hay una gran colección de juguetes con hasta 150 años de historia: Barbies, animales, peluches, coches, muñecas de porcelana que asustarán a más de uno… Los objetos son donación del coleccionista de juguetes Ivan Steiger y seguro que hacen pensar en la infancia a los mayores y reflexionar sobre cómo se jugaba en otras épocas a los más peques.

Una pequeña muestra de ositos de peluche dentro del espectacular Castillo de Praga
Una pequeña muestra de ositos de peluche dentro del espectacular Castillo de Praga

INFORMACIÓN ÚTIL PARA LA VISITA

Si todo esto os ha convencido para dedicarle una visita al castillo, aquí os dejamos unos datos de interés y consejos para evitar perder tiempo y dinero.

Horarios

  • Verano: 5h-24h. Los edificios históricos se pueden visitar  de 9h a 18h.
  • Invierno: 5h-23h. Los edificios históricos se pueden visitar de 9h a 16h.

Precios

Antes de ir a la taquilla conviene tener claro que tipo de entrada queremos comprar, ya que hay varios “packs”. Para una visita rápida, recomendamos el circuito B, con el que se puede ver lo básico. Incluye la entrada al Antiguo Palacio Real, la Basílica de San Jorge, la Calle del Oro y a la Catedral de San Vito y cuesta 250CZK.

Consulta los demás tipos de entradas

Con cuaquier tipo de entrada, debéis saber que se puede entrar a los espacios elegidos durante dos días consecutivos, así se puede disfrutar del castillo al 100% y sin prisas.

Consejo

Recomendamos comprar las entradas en un bar enfrente del Callejón del Oro para evitar las largas colas que se forman a la entrada del recinto.

Ubicación de todos los puntos de interés en el Castillo de Praga

<