Cataratas del Niágara desde Nueva York

Visitar las Cataratas del Niágara desde Nueva York es una experiencia altamente recomendable. Nosotros estuvimos sólo un día allí, pero aprovechamos para visitar Toronto, una de las ciudades más importantes de Canadá. Las cataratas del Niágara, aunque estén lejos de la espectacularidad de las de Iguazú, son una maravilla de la naturaleza y merecen su visita. En este post os contamos cómo llegar a las Cataratas del Niágara desde Nueva York.

CÓMO LLEGAR A LAS CATARATAS DEL NIÁGARA DESDE NUEVA YORK: 5 OPCIONES

1. En autobús, la opción barata

Es la opción más económica pero quizá la menos cómoda. Nosotros aprovechamos para visitar Torontoya que los buses hacen parada allí. Aunque son 12h de viaje, es nocturno y pasan más rápido.

Consejos para sobrevivir a viajes largo en autobús

Podéis encontrar tarifas muy económicas en Megabus si lo miráis con tiempo, o también en Greyhound. Nosotros fuimos con la primera y nos costó 30$ ambos trayectos (Nueva York-Toronto-Nueva York).

Una vez en Toronto tendréis que coger un autobús hacia las Cataratas del Niágara en la estación central de autobuses. El precio del trayecto es de unos 5$ y tanto Megabus como Greyhound operan. La duración es de unas 2h aproximadamente.

Plan B

Si queréis llegar a las Cataratas del Niágara desde Nueva York sin pasar por Toronto, se tiene que hacer escala en Buffalo. La ciudad está ubicada justo en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Desde allí tendréis que coger otro autobús y en unos 45 min llegaréis a las Cataratas del Niágara.

2. En avión, la opción más rápida

Para nosotros, aunque sea el transporte más rápido, no es el transporte más cómodo para llegar a las Cataratas del Niágara desde Nueva York, aunque también es el más caro.

En aproximadamente una hora llegaréis al aeropuerto de Buffalo (a unos 40km aproximadamente de las Cataratas). Allí tendréis que coger un bus hasta el destino. El precio del avión cuesta alrededor de 200€ (sin contar los costes del transporte al aeropuerto y el tiempo perdido).

cataratas del Niágara desde Nueva York
Vale la pena visitar las cataratas del Niágara desde Nueva York sólo por ver de cerca la fuerza con que cae el agua

3. Ir a las Cataratas del Niágara en tren

No es para nada recomendable. Los trenes en Estados Unidos están bastante lejos de los trenes europeos, además de ser carísimos. Ir y volver a las Cataratas del Niágara desde la Gran Manzana no os costará menos de 200€, saliendo desde Penn Station. El trayecto dura 9h, casi como el autobús, siendo una elección mucho más inteligente y económica.

4. En coche de alquiler, la opción más personal

Es la opción más recomendable y cómoda para los turistas, sobretodo si sois más de 3 personas. Aunque tardaréis aproximadamente unas 9h para llegar hasta allí, el alquiler de coche en Estados Unidos no es nada caro y la gasolina es más económica que en Europa. Podéis encontrar coches a partir de 60€/día en varias compañías.

cataratas del Niágara desde Nueva York
El atardecer es la hora más bonita para ver las cataratas del Niágara

5. Excursión organizada

Hay muchas agencias que ofrecen visitas organizadas a las Cataratas del Niágara. Sin embargo, aunque sea lo más cómodo es de lejos lo más caro. El precio de la actividad depende del transporte que utilicen (tren o avión normalmente) y de la duración.

Para tener una referencia, una visita de 1 día en avión cuesta alrededor de 500€.

¿Cuál es la mejor opción para visitar las Cataratas del Niágara desde Nueva York?

Nuestras recomendaciones

Si os gusta conducir, ir en coche es lo mejor por comodidad. Nosotros os aconsejamos visitar Toronto, ya que es una ciudad muy bonita y cae muy cerca. No os olvidéis de visitar las Toronto Islands, lo mejor de la ciudad.

Si no os gusta conducir o buscáis algo más económico lo mejor es que vayáis a las Cataratas del Niágara desde Nueva York en autobús.

Si no tenéis suficiente tiempo para las dos opciones anteriores, antes que ir en avión, os lo guardáis para otra ocasión cuando visitéis Toronto, ya que está mucho más cerca y saldrá bastante mejor de precio.

Visitarlas desde el lado canadiense, ya que tendréis una perspectiva perfecta de ambas cascadas.