17 curiosidades de Berlín

La capital de Alemania es una de las ciudades más visitadas de Europa: historia por encima de todo, comida tradicional y monumentos como pocas. En este post os presentamos 17 de las mejores curiosidades de Berlín, que son una buena forma de entender muchos detalles de la ciudad. Además, también os aconsejamos 25 cosas que hacer en Berlín para que disfrutas mucho de la ciudad.

25 cosas que hacer en Berlín

17 CURIOSIDADES DE BERLÍN

1. La entrada a Berlín de Napoleón

Durante muchos años, la puerta de Brandenburgo significaba la entrada a Berlín. Quiénes pasaban por debajo de la puerta central ya celebraban su triunfo. Por ejemplo, Napoleón pasó por debajo del monumento más conocido de la ciudad en 1806, después de vencer en la batalla de Jena. Eso estaba prohibido. Sólo podían pasar por la puerta central miembros de la familia real o invitados.  Cuando Hitler fue nombrado canciller, también omitió la norma e hizo un desfile con todos sus soldados entrando por su puerta central. Una de las curiosidades de Berlín más históricas.

2. Una cuádriga y una puerta, eternas

Esta es una de las curiosidades de Berlín que más nos gusta. Durante la II Guerra Mundial, la Puerta de Brandenburgo y la famosa cuádriga, ubicada en la parte superior, fueron gravemente dañadas. Sin embargo, con muchísimo trabajo de restauración se han conservado. Es curioso saber que cuando Napoleón conquistó Berlín, se llevó la cuádriga a París. Sin embargo, años más tarde, en la toma de París liderada por Ernst von Pfuel, los alemanes la recuperaron.

curiosidades de berlín
La Puerta de Brandenburgo, el monumento más famoso de Berlín

3. Más puentes que Venecia

Aunque parezca sorprendente, la capital alemana tiene más puentes que Venecia. Berlín cuenta con 1.700 puentes en su superfície, por los 400 de Venecia. Además tiene más de 180km de aguas navegables en la ciudad, lo que hace que descubrir la ciudad desde un barco sea apasionante.

4. La Galería de Arte más larga del Mundo

Si queremos tener un referente, la East Side Gallery de Berlín es la galería por excelencia. Con casi un kilómetro y medio de pinturas es la más larga del mundo. Además las 101 obras de artistas, de más de 21 países diferentes, están hechas sobre una parte del antiguo muro de Berlín. Concretamente, el sector más largo que se conserva. La imagen más famosa de la galería es el beso entre Brezhnev y Honecker, presidentes de la URSS y Alemania Oriental.

5. El edificio más alto de Alemania

Si seguimos hablando de récords, también posee la estructura más alta del país. Hablamos de la Torre de Televisión de Berlín. Su apariencia nos recuerda a la CN Tower de Toronto, monumento más emblemático de la ciudad canadiense. Con 368 metros de altura y con una planta a 207 metros donde se pueden contemplar unas vistas estupendas de la ciudad, la Torre de la Televisión domina el skyline berlinés. Cada año recibe más de un millón de visitas.

6. El lado oscuro del Muro

El Muro de Berlín fue una pared que separaba el lado oriental de Berlín del lado occidental. Era un símbolo de la Guerra Fría, hasta que cayó en 1989. Las cifras oficiales muestran que al menos 136 personas murieron tratando de cruzar el muro, que separa Berlín oriental del occidental. Las personas que lo intentaban eran considerados como traidores y los guardias fueron instruidos para disparar contra ellos si intentaban cruzar, aunque no matarlos.

curiosidades de berlín
El Muro, uno de los protagonistas de nuestras curiosidades de Berlín

7. A los occidentales no les gustaba demasiado el Muro

Los habitantes de Berlín occidental utilizaban el Muro de Berlín como una forma ideal para deshacerse de la basura. Si tenían algo que tirar, no tenían problemas: lo lanzaban por encima del muro para que cayera al otro lado. Después de todo, a los pocos minutos, no era extraño que la tuvieran de vuelta.

8. La Puerta, en territorio de nadie

Otra de las curiosidades de Berlín relacionada con la Puerta de Brandenburgo. Tras la construcción del Muro de Berlín en 1961, la histórica Puerta de Brandeburgo no quedó en manos ni del este ni del oeste. Era un terreno vigilado por guardias de frontera y que sólo podían visitar invitados especiales de la República Democrática de Alemania. Un mal momento para visitarla.

9. Berlín es un parque en sí

¿Sabíais que un 44% de la superfície de Berlín está compuesta por áreas verdes? En Alemania es muy común. Por ejemplo, el Englisher Garten en Múnich ocupa gran parte terreno de la capital bávara. En Berlín, el área verde más extensa es el magnífico Tiergarten, que si lo queréis ver entero no tendréis suficiente con un día. Sin duda, estas áreas verdes son una gran opción para relajarse después de un día ajetreado de turismo por la ciudad.

10. Topónimo ideal

Otra de las mejores curiosidades de Berlín se encuentra en la etimología. El nombre de la ciudad proviene de las palabras berle o berlin, que en el idioma polabo, el que hablaban los vendos, significaba tierra deshabitada. Y la verdad es que no les faltaba razón. Después de casi mil años, cuando uno visita la ciudad de Berlín le da la sensación de estar más solo que la una. Una ciudad en plena reconstrucción, con una densidad de población muy baja.

11. Más óperas activas que ninguna otra ciudad

Aunque Viena sea considerada como la capital de la música, Berlín tiene muchísimo que decir sobre este arte. Prueba de ello es que es la única ciudad del mundo que posee tres óperas en activo: la Berliner Staatsoper, la Deutsche Oper Berlín y la Komische Oper Berlín. Aunque sea caro, ver una ópera en directo es una gran experiencia.

curiosidades de berlín
La Staatsoper de Berlín

12. Tiene más museos que días de lluvia

Sin duda, una de las curiosidades de Berlín más sorprendentes. La capital alemana posee más museos que días de lluvia en un año. Y no es que llueva poco en Berlín, ya que tiene un promedio de 106 días de lluvia anuales, sino que hay muchísimos museos. Para ser concretos tiene 180 museos que acogen a más de 15 millones de visitantes al año. La isla de los museos de Berlín, que acoge cinco museos imprescindibles, tiene gran parte de la culpa. Porque ciudad históricas como Berlín no existen.

13. Es más fácil comer un Kebab que en Estambul

Berlín tiene más establecimientos de Döner Kebap que Estambul. A día de hoy hay más de 1.600 locales que venden este  delicioso aperitivo turco. Este es un dato socioeconómico muy importante que explica la gran cantidad de migrantes turcos que posee la capital alemana. Se dice que un 20% de su población son de procedencia turca, que además, están muy bien integrados en la sociedad.

14. Michael Jackson y el Adlon

El céntrico hotel Adlon, ubicado al lado de las embajadas en la Puerta de Brandenburgo, es el más famoso de la ciudad. En parte, porque fue donde Michael Jackson se alojaba durante sus conciertos en Berlín. ¿Quién no se acuerda del momento en que el cantante sacó a su hijo por la ventana del hotel? Pues eso sucedió en el Adlon. Para ser concretos, en la segunda ventana de la tercera planta.

15. ¿Dónde están los restos de Hitler?

Una de las curiosidades de Berlín más polémicas. La muerte del dictador ha sido a lo largo de los años un tema muy polémico. ¿Sigue vivo o fue incinerado tras suicidarse? Lo que dicen los historiadores es que Hitler murió en su búnker tras pegarse un tiro y que fue quemado por los suyos antes que los soviéticos descubrieran su cuerpo. Hoy, dicen que sus cenizas podrían estar debajo de un céntrico parking de la capital alemana.

curiosidades de berlín
El lugar en el que ubican el Búnker de Hitler

16. Curiosidades de Berlín o de Moscú…

Aunque parezca una tontería no lo es. La parte este de la ciudad, al estar casi cuarenta años dividida bajo dominio soviético, se puede apreciar la contundente arquitectura rusa. Si tenéis poco tiempo y queréis apreciarlo, lo mejor es pasear por la Karl Marx Strasse. Ya nos diréis qué tal, ¿os gusta más la parte oriental o la occidental?

17. El semáforo de Ampelmänn

Lo que está claro es que los soviéticos se pueden llevar un buen regalo de Berlín. Las peculiares luces de los semáforos que se pueden ver hoy en la ciudad, son las que diseñaron los soviéticos para Berlín Este. Fue diseñado por el psicólogo de tráfico Karl Peglau, para reducir los accidentes. Únicas en el mundo y muy curiosas. El muñeco se llama Ampelmänn y hasta tiene una tienda-museo.

Esperamos que os hayan gustado estas 17 curiosidades de Berlín. ¿Nos contáis alguna más?