14 curiosidades de Milán que te sorprenderán

Milán ha sido la capital industrial y económica de Italia durante los últimos siglos. La capital lombarda es una ciudad histórica. Te contamos 14 curiosidades de Milán para que la conozcas mejor. Además te dejamos un post con 30 cosas que hacer en la ciudad para que la disfrutes como se merece.

30 cosas que hacer en Milán

14 CURIOSIDADES DE MILÁN

1. El toro de la suerte

La galería Vittorio Emanuelle tiene mil detalles en que fijarse, así que es difícil apreciar los mosaicos del suelo. Si estás atento, verás cuatro escudos que representan las cuatro capitales italianas. La cruz roja de Milán, el lirio de Florencia, La loba de Roma y, finalmente, el toro de Turín. Para encima de éste último y da tres vueltas apoyando el talón derecho en los genitales del toro con los ojos cerrados. No nos hemos vuelto locos, sólo intentamos que tengas buena suerte 😉 Dice la tradición que si pasas la vergüenza de hacer esto volverás a Milán y además, la suerte estará de tu parte.

curiosidades de Milán
Sólo tienes que poner el pie en el agujero, dar tres vueltas y ¡a ver si tienes suerte!

2. La plaza de las palomas

En la plaza central de Milán, donde está el Duomo, siempre hay un montón de palomas. Pero si te fijas bien, hay un punto donde no hay ni un pájaro. Se trata de la estatua del rey Vittorio Emanuele II, que siempre está bien despejada. Esta es una de las curiosidades de Milán con truco, ya que la estatua está electrificada para evitar que nadie se pose sobre ella.

curiosidades de Milán
Fue difícil conseguir la foto sin palomas revoloteando alrededor

3. El compositor Giuseppe Verdi no empezó con buen pie

Verdi llegó a Milán en 1833 dispuesto a demostrar su talento en el Conservatorio de la ciudad. Pero cuando hizo las pruebas para entrar le dijeron que no tenía suficiente nivel. ¿Los motivos? Falta de talento musical y un nivel muy bajo de piano. Una de las curiosidades de Milán más graciosas es que ahora su conservatorio lleva el nombre de Verdi, al que rechazaron.

4. Verdi se vengó

Una vez encauzó su carrera y empezó a tener renombre, Verdi se negó a que sus obras fueran representadas en el Teatro alla Scala. Es algo un poco raro sabiendo que es una de las óperas con más renombre de Europa. Pero Verdi estaba convencido de que la orquesta cambiaba sus composiciones y le cogió mucha manía al teatro.

5. El teatro de Cenicienta

Aunque las partituras de Verdi no frecuentaran el Teatro alla Scala, ha acogido las obras de otros genios como Rossini o Puccini. Eso sí, ninguna de las representaciones se puede alargar más allá de la medianoche. Esta curiosa tradición se mantiene desde la apertura del teatro. Si hace falta, la función empieza antes para que a las 12 de la noche todas las butacas queden vacías.

curiosidades de Milán
El teatro de Cenicienta, hay que salir antes de las 12

6. Una escultura muy polémica

Si pasas por la Piazza degli Afari, donde está la bolsa de Milán, te llamará la atención una mano levantando el dedo del medio. La escultura lleva el título de L.O.V.E y es del polémico artista Maurizzio Cattelan. Su objetivo es criticar los horrores del siglo pasado, ya que representa que la mano está haciendo el saludo nazi. Por eso tiene todos los dedos cortados menos el encargado de hacer el gesto obsceno. Su ubicación delante de la bolsa en plena crisis económica puede interpretarse de otras maneras…

curiosidades de Milán
La escultura más polémica de Milán

7. Una gran catedral que tardó lo suyo

El Duomo de Milán es la quinta catedral más grande del mundo, con capacidad para más de 40.000 personas, ¡que se dice pronto! Pero tal inmensidad ha tardado cinco siglos en completarse. La primera piedra se colocó en 1386 y la catedral no se dio por acabada hasta 1965. ¡Y nosotros que pensamos que la Sagrada Familia de Barcelona tendría el récord por construcción lenta! 🙂

8. Puedes adoptar una gárgola del Duomo

Si te apasiona el Duomo y te sobran 100.000 euros puedes apadrinar una de las gárgolas que decoran la catedral milanesa. Es una campaña que se hace para recaudar fondos para conservar el icono de Milán, que se está restaurando constantemente. A cambio, esculpen el nombre de los donantes en la catedral, ¡todo un honor!

curiosidades de Milán
Puedes adoptar una de estas gárgolas para ayudar a restaurar el Duomo, ¡una de las curiosidades de Milán más caras!

9. Arco della Pace y Francia, una relación complicada

El bonito arco de mármol que conmemora la paz de 1815 tiene una relación un tanto contradictoria con Francia. Los caballos que tiran del carro que simboliza la paz fueron girados 180 grados por orden de los Habsburgo para dar la espalda a Francia. A la vez, Hemingway afirma en su obra París era una fiesta que el arco milanés está alineado con el Arco de Triunfo de París.

10 curiosidades del Arco del Triunfo de París

10. Se puede aparcar en la acera

Quizá te sorprenda ver coches aparcados encima de las aceras en Milán. No se arriesgan a pagar ninguna multa, ya que por falta de espacio se puede hacer siempre que haya una línea azul o amarilla en la acera y no se sobrepase.

11. Alfa Romeo hace un guiño a Milán

El logotipo de la marca de coches Alfa Romeo incluye la bandera de Milán. La cruz roja de San Jorge sobre un fondo blanco y, además, el escudo de armas de la Casa Visconti. Representa una víbora con una corona de oro comiéndose a un hombre. Desde 1450 las casas Sforza y Visconti representan a la ciudad de Milán.

curiosidades de Milán
El logo de la marca de coches milanesa

12. Milán era navegable

A falta de coches, en la Edad Moderna se iba en barco por la ciudad. Una de las curiosidades de Milán históricas es que tenía varios canales artificiales ideados por Leonardo da Vinci en el siglo XV. El objetivo era hacer una red tan extensa que llegara hasta el Lago de Como. Hoy en día aún pueden verse un par de canales en el barrio de Navigli.

curiosidades de Milán
El gran canal de Navigli

13. ¿Te apetece un “pan de España”?

Si pides un Pan di Spagna, te traerán un bizcocho. Este nombre tiene un origen histórico, ya que un cocinero genovés le llevó un bizcocho de toda la vida al embajador de Génova en España. El hombre quedó encantado con la receta y, en honor al país donde la probó, ahora se le llama Pan di Spagna. También hay una versión llamada pasta genovesa, que se prepara mezclando los ingredientes al baño maría.

14. Las calles van cambiando

El rastro de las bicicletas y los coches modifican las calles de Milán cada verano. La razón es que están hechas del mismo asfalto que las carreteras, que se ablanda con el calor. Por eso, si te fijas verás rastros de los vehículos que pasan por las calles de Milán los días más calurosos del año.