Descuentos para viajeros

Encontrar descuentos para viajeros acostumbra a ser un quebradero de cabeza. Cuando más necesitamos ahorrar no aparece nada que nos encaje en el presupuestos, pero sin embargo todos conocemos a alguien que siempre encuentra las mejores ofertas. Como frustra, ¿verdad? Siempre decimos que para viajar barato hay que tener constancia y paciencia, pero hay algunas formas de conseguir descuentos para viajeros impacientes y ahorrar así mucho dinero para próximas aventuras 😉

Consejos para viajar barato

5 formas de obtener descuentos para viajeros:

1. ¿Quién no ha tenido varios cupones en la cartera y ha acabado tirándolos porque habían caducado? Pero claro, seguro que no eran para algo tan genial como un viaje. En la web MasCupon tienen cupones con descuentos para viajeros en muchos ámbitos turísticos: paquetes de vacaciones, alquileres de coches, actividades… ¡hasta maleta y accesorios imprescindibles para cualquier buen viajero!

2. La parte más cara del viaje suele ser el vuelo, pero también tenemos solución para encontrar las mejores ofertas de vuelos baratos. Es primordial estar atento y ser un poco constante para no perderse ningún descuento que nos pueda servir.

descuentos para viajeros
Sobrevolando Barcelona con destino Nueva York, ¡el vuelo nos salió genial de precio!

3. Si somos muy fieles a una compañía aérea o una cadena hotelera, vale la pena perder 10 minutos en rellenar el formulario de inscripción a su programa de descuentos. Acumularéis puntos que os servirán para ahorraros un dinerillo a medio plazo. Gracias a esto, el viajero Derek Low voló en clase premium de Singapur a Nueva York sin poner un euro.

4. Si tenemos pensado visitar museos, hay que tener en cuenta que la mayoría tienen algún día a la semana con entrada gratuita. Por ejemplo, el MoMa de Nueva York es gratis los viernes por la tarde y la inmensa mayoría de museos tienen entrada libre el primer domingo del mes.

descuentos para viajeros
Con artistas de la talla de Pollock, no hay excusa para no entrar al MoMa

5. Finalmente, los más jóvenes jugamos con ventaja. En la mayoría de atracciones turísticas (especialmente en la Unión Europea) hay una tarifa reducida para estudiantes o jóvenes de hasta 26 años. Incluso en algunos sitios la entrada es gratuita, por ejemplo a las torres de Notre Dame, uno de los mejores miradores de París.