Diario de viaje: Buenos días desde Brisbane

¡Hola viajeros! Hace ya tres horas que nos hemos levantado. Sí, lo leeis bien, nos levantamos a las 5, porque el jet lag todavía sigue presente. Además ahora aún es peor: al cambiar de estado, ya estamos en Queensland, hay una hora menos, por lo que el cansancio se sigue acumulando. Ahora acabamos de desayunar y empezamos uno de los días que tenemos más ganas en este viaje. Ya os contaremos 😛

20160322_074908
No hay mejor manera de empezar el día

El día de ayer fue tranquilito: unas pocas horas en la playa por la mañana y luego cogimos el bus con destino Brisbane, dónde nos encontramos ahora. Nos hizo gracia porque hasta el momento en Australia no hemos visto ni camisetas de Barça ni Madrid, ¡sino que la primera que vimos fue del Atleti! Eso demuestra que aquí en Australia saben muchísimo de futbol, y sobretodo saben quién es el mejor equipo del mundo.

Brisbane es una ciudad bastante europea con un gran nivel de vida. Muchos lo consideran un destino perfecto para conocer la Gold Coast y la menosprecian, pero es una ciudad que vale mucho la pena. Tiene una calle principal muy bonita (Albert St.), ¿qué casualidad que nos guste, eh? Además de parques muy bonitos y otros muchos atractivos.

DSC_0019
El ayuntamiento de Brisbane. Precioso

Nosotros dormimos en Kangaroo Point, por lo que se tiene que cruzar el río Brisbane para llegar. Nosotros nos preguntamos porque no hay puentes que lo crucen si sólo hay que recorrer menos de 100m. Pues para hacer esta distancia, hay que coger un ferry que además pasa con poca frecuencia. Pero bueno, las vistas desde aquí lo compensan todo.

DSC_0002
Unas vistas espectaculares

Pero sin duda lo que hemos aprendido aquí en Australia es que no nos debemos fiar de las predicciones meteorológicas. En los últimos tres días apuntaban que llovería todo el día y apenas han caído cuatro gotas y luce un sol espléndido. De momento, todo a nuestro favor 🙂

¡Empezamos el día con ilusión y esperemos que tengáis todos una feliz semana santa!