Diario de viaje: En el aeropuerto de Colonia

Ya estamos en el bonito aeropuerto de Koln-Bonn a puntito de coger nuestro vuelo para Barcelona. Han sido unos 8 días fantásticos por un gran país en el que hemos podido disfrutar mucho, y también aprender. Porque viajando no sólo se disfruta, también se aprende muchísimo y como siempre decimos, viajar es la mejor universidad del mundo.

Hoy ha sido un día tranquilito por Colonia. Nuestro plan era pasar el día en Bonn, la ciudad que vio nacer a Beethoven, pero debido al mal tiempo y a la incomodidad que nos suponía ir con las maletas decidimos mejor quedarnos en Colonia y perdernos por sus calles.

Sabemos que tarde o temprano volveremos para visitar Bonn, la que fue capital de Alemania Occidental desde 1945 hasta finales de los 80. Quizá en verano, que dicen que luce mucho mejor. No os perdáis que para ir de Colonia a Bonn hay 20km y el billete de tranvía cuesta 7,70€/ trayecto. ¿El kilómetro más caro de Europa?

En fin, día para comprar souvenirs y relajarse, que tranquilo todo es más bonito. Nos ha sorprendido ver un joven en la calle principal de compras de la ciudad, que mediante el típico cartelito pedía dinero para drogarse. Pero no os lo perdáis, la gente se paraba a darle dinero. La gente tiene total libertad para hacer lo que quiera, pero con la gente que hay que realmente lo necesita nos parece una barbaridad. Esta es una de las razones por las cuales nunca damos a nadie, porque no sabes quién te miente.

Ya hemos pasado el control de seguridad, quizá el más exhaustivo que hemos pasado nunca, incluso más que en Estados Unidos.  Todos deberían ser así. Que se porten bien los reyes y ¡hasta la próxima!

1452022052407763148345
Nuestra vista ahora mismo en Colonia. La catedral es mejor.