Diario de viaje: Perdidos en el bus

Escribimos desde el autocar con destino a Munich, nuestra segunda parada en nuestro viaje por Alemania. Hace unas 4h aproximadamente que hemos salido de Hamburgo y llegaremos (si todo va bien) a la capital de Baviera a primera hora de la mañana para pasar nuestro último día de 2015.

El segundo día en Hamburgo ha sido una copia del primero: frío, gris, pero divertido. Hemos acabado de disfrutar de las cosas que dejamos pendientes en el día de ayer. Después de desayunar hemos visitado el Puerto de Hamburgo, quizá el más importante en territorio alemán. Hamburgo fue una de las ciudades pioneras en la industrialización gracias al río Elba, que permitió a los barcos entrar desde el Mar del Norte hasta Hamburgo siguiendo su curso.

porthamburg
El puerto de Hamburgo, como veis, con un tiempo estupendo

De momento, aun no entendemos el sistema de semáforos alemán. Ya nos dejó sorprendidos en Berlín y aquí seguimos igual. Se ponen rojo y verde sin sentido. Además, que en un abrir y cerrar de ojos ya vuelven a tener preferencia los coches (que por cierto estos alemanes no se andan con historias a la hora de elegirlos).

Hablando de coches, estamos un poco acojonados ya que parece que por la autopista nos adelante Lewis Hamilton con su Mclaren de Fórmula 1 o Karim Benzema con su gran responsabilidad al volante. Aquí el límite de velocidad es más elevado y en algunos casos no existe límite. Sin ninguna duda, aquí en Alemania los que trabajan andan muy contentos, ya que el día 31 es San Silvestre y no es laborable.

Por cierto, si vais a Hamburgo no os olvidéis de pasear un rato por el barrio de Sankt Pauli, parecido al barrio rojo de Amsterdam. Lleno de prostitución y drogas, a nosotros no nos ha hecho mucha gracia, pero de experiencias se vive.

sanktpauli
Ya véis que el panorama invita mucho a visitarlo

En fin, hora de cenar y de intentar dormir un poco para disfrutar a partir de mañana de la Baviera, para muchos la zona más bonita de Alemania. Dejamos el norte para irnos al sur. Muchos pensaréis, bueno estaréis más calentitos. Mentira. Esta zona es la más fría de Alemania y nos esperan máximas de 2ºC. Disfrutaremos, aunque aún no hayamos visto el Sol.