Diario de viaje: ¡Qué bonito es Múnich!

Hoy por fin parece que la lluvia y el mal tiempo nos han respetado. Bueno, solo un poquito, ya que aunque no haya llovido, hemos estado en temperaturas bajo cero durante todo el día. De hecho, ahora está nevando, aunque no consigue quedarse en el suelo.

Nuestro día ha empezado como otro cualquiera, con la misma sensación: cada día al levantarnos acumulamos más sueño y nos cuesta más. Pero estando de viaje nos gusta aprovechar todo el día: sobretodo las horas de sol, ya que a las 16:30h ya se pone. Bueno, sol no mucho porque desde que despegamos de Barcelona aún no lo hemos visto. Digamos, luz.

munich-marienplatz
Así de gris estaba el día. La foto, tomada desde el mejor mirador de la ciudad

Ayer por la noche nos preparamos el itinerario del día mientras cenábamos y lo hemos cumplido a la perfección. Disfrutar de Múnich sin disfrutar de su historia es un pecado, ya que van estrechamente ligados. Hemos visitado las diferentes casas de Adolf Hitler en la ciudad, sus oficinas, memoriales a los asesinados en el Holocausto…

Por la tarde hemos andado hasta el BMW Welt, una exposición gratuita de coches de la marca bávara. No nos ha matado, ya que es pura publicidad y en Múnich hay muchísimas cosas mejores que hacer. Finalmente, antes de dar un paseo por el centro de la ciudad y su bella Marienplatz hemos visitado el apartamento donde los atletas judíos fueron asesinados en los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972. Así pues, les hemos rendido homenaje a nuestra manera. Por cierto, Múnich es muy pero que muy recomendable y no os vayáis de la ciudad sin tomar una cerveza en la Hofbrauhaus. Todo un espectáculo lleno de historia, ambiente y como no, de cerveza.

apartamento-munich
El apartamento donde fueron asesinados

Mañana será uno de los días más esperados de nuestro viaje por Alemania. Pero eso ya os lo contaremos mañana por la noche.