Elegir próximos destinos

Siempre que tenemos unos días libres empieza la obsesión de elegir próximos destinos. Puede ser todo un agobio encontrar un sitio que nos llame la atención, se adapte a nuestro presupuesto y se pueda ver en los días de que disponemos. Para evitar frustrarnos y perder el tiempo buscando vuelos, hoteles y actividades qué hacer, siempre seguimos el mismo procedimiento para escoger nuestros próximos destinos.

Consejos para viajar barato
DSC_0057
Australia, uno de nuestros últimos destinos

¿Cómo lo hacemos para elegir próximos destinos?

  1. Lo primero es dejarse inspirar. Cualquier forma es buena: hablar con otros viajeros, hojear catálogos de agencias de viajes o ver programas de viajes. Pero nuestra forma favorita para escoger próximos destinos es a través de las redes sociales. Es algo que miramos cada día, por lo que no nos resta tiempo y nos puede dar buenas ideas para descubrir destinos turísticos nuevos, como la cuenta de Twitter de Pepecar.
  2. Hacer una lista de posibles opciones. No cuesta nada anotar cada destinación que nos inspire en las notas del móvil o en una libretita que siempre llevemos encima. Hay que pensar que cualquier lugar es un buen sitio para descubrir, así que nosotros no descartamos nada a priori, ni las ciudades que ya hemos visitado. Siempre es bueno viajar para seguir aprendiendo y descubriendo cosas nuevas.
  3. Ver los pros y contras de cada uno. Una vez tenemos la lista con todas las posibilidades, no dudamos en analizar varios aspectos sobre el destino: por ejemplo si es una buena época para viajar allí, analizar qué hacer para que no nos falten ni nos sobren días, es decir, ver cuál es el destino que más nos conviene.
  4. Hacer un presupuesto para ver si alguno de los próximos destinos es viable. Finalmente, y creemos que lo más importante, es que a parte de preocuparnos por todos estos aspectos, procuremos que el próximo destino también se adapte a nuestro bolsillo. Como siempre decimos, hoy en día viajar no es para ricos, y con poco se puede descubrir mucho. Siempre aconsejamos hacer un presupuesto antes de sacar nada e intentar no pasaros de ese límite. A nosotros nos funciona muy bien y siempre nos acabamos gastando menos de lo que prevemos para nuestros próximos destinos.