Diario de Eurotrip: Bolonia

¡Buenos días! Deberíamos estar de camino a Florencia después de pasar un día en Bolonia, pero ya nos ha surgido el primer imprevisto del viaje… Megabus nos ha fallado por primera vez y llega 2 horas tarde. Como no hay mal que por bien no venga aprovechamos para contaros que nos pareció Bolonia.

Disfrutamos mucho paseando por las encantadoras calles de Bolonia
Disfrutamos mucho paseando por las encantadoras calles de Bolonia

Creemos que es una ciudad que vale la pena ver aunque sea en poco tiempo, al no tener un montón de atractivos es genial poder perderse por sus calles y disfrutar de su encanto. Los característicos arcos de la ciudad son preciosos, es sorprendente mirar hacia arriba y ver lo bien decoradas que están las bóvedas. Además, Bolonia esconde siete secretos muy curiosos y tuvimos tiempo de descubrir algunos de ellos, pronto os los contamos en un post. Para acabar el días, antes de hacer el típico aperitivo italiano hemos pasado por el Giardini Margherita, donde nos hemos echado una siestita y hemos alucinado con la cantidad de tortugas que hay en su lago.

La fuente de Neptuno, que esconde uno de los siete secretos de la ciudad
La fuente de Neptuno, que esconde uno de los siete secretos de la ciudad

La parte mala ha sido el calor… si en Barcelona ya sufríamos, al llegar a Italia el bochorno nos ha agobiado aún más. Hemos llegado a beber 5 litros de agua cada uno, pero también hay que decir que somos un poco bestias y hemos caminado 27kms (lo podéis comprobar aquí). ¡Menos mal que la ciudad es pequeñita!

Pronto, y cuando el tiempo y la fatiga nos lo permitan escribiremos unos cuantos consejos y recomendaciones acerca de esta bonita ciudad, perfecta para disfrutar en un día de paso. ¡¡Viva Bologna!! Ahora tenemos cita con el David de Miguel Ángel, ya os contaremos qué tal nos ha ido.