Gaudí: sus mejores obras en Barcelona

Gaudí se ha convertido en un símbolo de Barcelona. Desgraciadamente, el arquitecto catalán murió atropellado por un tranvía, pero nos dio el placer de disfrutar de sus obras maestras. Aunque sean de pago, vale la pena entrar en algunas de ellas. Os contamos los lugares imprescindibles para disfrutar de la Barcelona de Gaudí. Los estudiantes tienen descuento en cada entrada.

Las 6 mejores obras de Gaudí en Barcelona:

Basílica de la Sagrada Familia

Probablemente, es el monumento por excelencia de Barcelona. Aunque lleve más de 130 años en construcción, su belleza es indudable. Aunque la entrada no es precisamente económica (15€), aconsejamos entrar, ya que se trata de un edificio único en el mundo. No vale la pena coger la entrada con vistas, ya que en Barcelona hay mejores miradores, algunos de ellos gratuitos. Llevad calzado cómodo el día de la visita, que vuestros pies lo agradecerán durante el largo rato de cola. Abren cada día a las 9h y cierran alrededor de las 19h, dependiendo de la época del año. Podéis encontrar más detalles de las tarifas y los horarios en la página web oficial del monumento.

El edificio más emblemático de Barcelona, la Sagrada Familia de Gaudí
El edificio más emblemático de Barcelona, la Sagrada Familia de Gaudí

Park Güell

Es sin duda uno de los parques más especiales de Europa, ya que la arquitectura de Gaudí es única. La pega es que cae un poco alejado de la ciudad y llegar hasta allí es un poco complicado. Desde el año pasado, debido a la gran afluencia turística, la entrada a la zona monumental del parque es de pago para garantizar la conservación del espacio. La entrada cuesta 8€, pero si lo cogéis por internet os rebajan 1€. Aunque parezca algo caro, los catalanes tenemos fama de agarrados, merece la pena pagarlos por las vistas y por las joyas arquitectónicas de Gaudí. Podéis consultar los horarios y precios detallados en la página web del parque.

gaudí
Las vistas de Barcelona desde el Park Güell, una visita muy recomendada

Casa Batlló

Un edificio muy especial ubicado en el Passeig de Gràcia, donde se encuentran muchos de los edificios modernistas de la época. Muchos lo califican como el mejor edificio de Gaudí, y no van mal encaminados. La casa es preciosa por fuera y también por dentro, aunque los 21,50€ por la entrada nos parecen excesivos. Además, si váis en familia pagaréis 18,50€ por cada niño a partir de 7 años. Si tenéis curiosidad disfrutaréis, aunque si el presupuesto es justo, vale más la pena pagar por las dos atracciones anteriores. Si compráis las entradas por internet en la página web de la Casa Batlló podréis ahorraros las colas, eso sí, pagando 5€ más por el fast pass!

Los famosos ventanales ondulados de Paseo de Gracia vistos desde dentro
Los famosos ventanales ondulados de Paseo de Gracia vistos desde dentro

Pedrera

Otra de las maravillas que nos dejó Gaudí. Su fachada ondulada despierta la curiosidad de todo el mundo, y nosotros no nos cansamos de apreciarla. Es más, siempre nos paramos unos minutos a contemplarla. Aunque los 20,50€ de entrada tampoco sean demasiado asequibles, os aconsejamos que no os conforméis con contemplarla desde fuera como hacemos nosotros, ya que por dentro es espectacular. Además, las vistas de la terraza son uno de los mejores miradores de la ciudad. Eso sí, ¡preparaos para hacer cola!

Es interesante saber que organizan actividades nocturnas acompañadas de una visita guiada, algunas de ellas incluyen cena en el café de la Pedrera. Tenéis que reservar con antelación en la página web de la Pedrera, donde podréis consultar sus horarios.

Terraza de la Pedrera, donde veréis sus famosas chimeneas de cerca y tendréis unas bonitas vistas de Barcelona
Terraza de la Pedrera, donde veréis sus famosas chimeneas de cerca y tendréis unas bonitas vistas de Barcelona

Palacio Güell

En el corazón de Barcelona, al lado de las Ramblas, se esconde otra de las joyas de Gaudí. El Palacio Güell es un palacio urbano construido como residencia del empresario Eusebi Güell que pasa desapercibido si vamos despistados. Se trata de la obra donde Gaudí empezó a experimentar con sus famosos mosaicos de cerámica llamados trencadís, que aún hoy se pueden ver en la azotea del edificio. Aunque fue restaurado en el 2011, es la obra de Gaudí que mejor se conserva, incluyendo los muebles originales. Podéis encontrar información detallada de tarifas y horarios en la página web del Palacio Güell.

La fachada del Palacio Güell, situado en una calle del Raval
La fachada del Palacio Güell, situado en una calle del Raval

Cripta de la Colonia Güell

Aunque no es muy conocida y ni siquiera está en Barcelona ciudad, es recomendable hacer una excursión a Santa Coloma de Cervelló para visitar la Colonia Güell. En 1890, el empresario Eusebi Güell decidió crear una colonia industrial en las afueras de Barcelona, donde vivirían sus trabajadores. El encargado de crear la cripta de la colonia fue Gaudí, y aún hoy se puede visitar juntamente con la resta de edificios del recinto. Viendo la belleza de la cripta muchos no saben que está inacabada porque la familia Güell decidió dejar de invertir en su construcción en 1914. Podéis visitar la cripta por 7€, y los sábados a las 12h hay una visita guiada muy interesante donde aprenderéis más del genio catalán. Para comprar las entradas y consultar con más detalle tarifas y horarios podéis consultar la web de la Colonia Güell.

Las vidrieras de Gaudí en la cripta de la Colonia Güell
Las famosas vidrieras de Gaudí en la cripta de la Colonia Güell