Cómo ir al Lago Como desde Milán

La población de Como es una de las delicias que posee la bella Italia (entre muchas otras), y su lago es totalmente espectacular.  Una de las mejores opciones es visitarlo desde Milán, ya que se encuentra a menos de 50km. A nosotros las calle principal de Como nos recordó bastante a Gante, salvando las distancias, pero paseando entre las tiendas tuvimos un flashback con la ciudad belga. Dejando las curiosidades, os contamos como hacer una excursión al Lago Como desde Milán y 7 cosas imprescindibles que hacer en Como. 

Qué ver en Milán

CÓMO IR AL LAGO COMO DESDE MILÁN: 2 OPCIONES

Para ir de excursión al Lago Como desde Milán hay varias formas de llegar. Nosotros contemplamos las dos mejores opciones: coche o tren, aunque finalmente elegimos la segunda porque era la más económica.

1. Llegar al lago de Como en coche

Es la opción más cómoda. El alquiler de coche en Italia está alrededor de los 50€/día. Desde Milán, hay aproximadamente unos 50 minutos de trayecto, así que alquilar el coche un día no es una mala opción, sobretodo si vais bastantes en el vehículo.

Alquila un coche en Italia

2. Ir en tren

Es más económico. Desde la estación de Cadorna el billete cuesta 4,45€ el trayecto y hay trenes bastante frecuentes. Apreciar el paisaje de la Lombardía a través de las ventanillas del tren es un placer que disfrutaréis seguro. Aconsejamos bajar a la estación “Como Nord Lago”, justo en el centro de la localidad. El tiempo aproximado del trayecto es de 1 hora.

lago como desde milán
Coger el tren en Milano Cadorna es la mejor forma de ir al Lago Como desde Milán

7 COSAS QUE HACER EN COMO

Si vais de excursión al Lago Como desde Milán no os aburriréis en absoluto. Hay una gran variedad de posibilidades para aprovechar el día en una de las localidades más bonitas de la zona:

1. Paseo matutino

Nosotros aconsejamos ir temprano, llegar aproximadamente alrededor de las 09:00h y pasear por los alrededores del lago. Precioso.

lago como desde milán
El paseo nos permitió tomar fotos preciosas

2. Apreciar el lago desde un funicular

Una gran opción para apreciar el lago desde otra perspectiva. No es caro, el billete de ida y vuelta cuesta 5,50€ por persona. Podéis consultar más información en la página oficial del funicular de Como.

lago como desde milán
El recorrido del funicular de Como

3. Alquilar una “bici acuática”

Para los que os guste la diversión y no dispongáis de un presupuesto para pagar un barco para recorrer el lago, esta es una opción “low cost” a contemplar para la excursión al Lago Como. Cuesta 10€ la media hora. No es muy barato, ¡pero comparado con el barco, sí!

lago como desde milán
Una manera divertida de conocer el Lago Como

4. Comer en un restaurante contemplando el lago

Sin duda es una gran experiencia. En los alrededores del Lago Como hay gran variedad de restaurantes, aptos para todo tipo de bolsillos. Nosotros comimos una pizza cada uno y bebida por 10€ por cabeza. La comida fue barata y la vista no tenía precio.

5. Recorrer el lago en barco y llegar a Bellagio

Nosotros no llegamos hasta Bellagio, ya que no teníamos mucho tiempo y lo consideramos caro. Aun así, la gente dice que es muy recomendable y las imágenes valen por si solas. Hay varios trayectos para navegar por el lago y llegar a las distintas localidades (todas muy parecidas entre ellas).

Tarifas y horarios
lago como desde milán
La belleza de Como y el lago nos dejaron sin palabras

6. Pasear por las calles comerciales de Como

Como tiene de todo: belleza, un lago espectacular, turistas, y como no, tiendas. Como hemos dicho, nos recordó bastante a Gante. ¿Quizá es porque las dos son ciudades maravillosas?

7. No perderse la Catedral de Como

Aunque si venís de Milán no tiene comparación con el Duomo (pocas la tienen), es una belleza. ¡Se necesitaron más de 300 años para terminarla!

lago como desde milán
La bonita catedral de Como

¿CUÁNTO CUESTA UNA EXCURSIÓN AL LAGO COMO DESDE MILÁN?

Depende de lo que se haga, pero si se tira por lo económico no tendría que subir de los 25€ por cabeza. ¡No os preocupéis, excursiones así no tienen precio!