Newark, la alternativa barata al tour del Bronx

Jamás olvidaremos el 21 de noviembre de 2014, y no sólo porque celebramos nuestro primer aniversario, sino porque vivimos algo difícil de olvidar. En Nueva York no todo es tan bonito y por un momento, un mal momento, nos pareció estar dentro del videojuego GTA.

Blanca es una enamorada de Nueva York, y decidimos ir a celebrar el primer año allí. Llegamos sobre las 4 de la tarde al Aeropuerto de Newark, en el estado de Nueva Jersey y para llegar a Weehawken, el pueblo dónde teníamos reservado el Airbnb, fue toda una odisea. Dormir en Weehawken tiene muchas ventajas: estás a 10 minutos en bus de Times Square y te ahorras los altos precios de dormir en Nueva York.

Decidimos no ir en taxi, porque nos querían cobrar aproximadamente unos 70 dólares por sólo 20km. Entonces, optamos por coger transporte público. Creo que fue la peor decisión que pudimos tomar en aquel momento. Así pues, subimos a un autobús que nos costó 2$ que nos llevaría hasta la estación de tren de Newark, donde tendríamos que coger un tren que nos llevaría hasta Hoboken y luego allí el light rail que nos dejaría cerca del apartamento en Weehawken.

Durante el viaje en el Light Rail, ya casi llegábamos a Weehawken
Durante el viaje en el Light Rail, ya casi llegábamos a Weehawken

El autobús que nos llevó a Newark era propio de una película: estaba lleno de raperos afroamericanos con las típicas cadenas colgando de sus cuellos, con pantalones anchos y armados. Estábamos asustadísimos. Sin embargo, llegamos a Newark sanos y salvos, pero ahí nos encontramos con un parking abandonado lleno de bandas callejeras planeando algo. No nos quitaban la mirada. Lo dejamos ahí. ¡Y nosotros con las maletas!

En la estación de Newark cogimos el primer tren. El panorama dentro era aterrador: gente tirada por el suelo, individuos tapados con pañuelos que sólo se les veía los ojos… Sólo deseábamos salir de allí. Finalmente, tras comprar los billetes nos dirigimos al andén que marcaba la pantalla de la estación. Lo peor, fue ver que el tren venía por otro andén. Con Dios y ayuda llegamos a cogerlo y estábamos vivos y con las maletas.

El trayecto transcurrió con total normalidad y con el lightrail no tuvimos ningún problema. Nos ahorramos en total una séptima parte de lo que nos hubiese costado el taxi. Nos arrepentimos, pero todo curte.

Vistas a Manhattan desde la estación de Hoboken, ¡ya había pasado lo peor!
Vistas a Manhattan desde la estación de Hoboken, ¡ya había pasado lo peor!

Al llegar a nuestro apartamento dos horas después cancelamos el Tour del Bronx, planeado para el día siguiente, ya que no nos hacía falta ver nada más. Ese Tour tiene muy buenas opiniones y todos lo aconsejan, pero nosotros consideramos que para ver lo que se ve en las películas no hacía falta pagar 150$. Si queréis ahorrar dinero en el Tour del Bronx id a Newark. Eso sí, si dormís en Weehawken y llegáis al Aeropuerto de Newark, coged un taxi.