Nos despedimos de Berlín

En nuestro último día en Berlín teníamos pensado pasar la mañana visitando el Berlín subterráneo. El tour de Berlin Underwelten, que enseña los búnkeres de la II Guerra Mundial, tenía muy buenas opiniones, pero al final no lo hicimos porque preferíamos ver bien la ciudad.

Optamos por pasar una mañana relajada en el parque Tiergarten, pero (como siempre) nos encontramos un obstáculo. La entrada más cercana a nuestro hotel estaba rodeada de vallas y policías, o sea que la parte más bonita del parque estaba cerrada. De nuevo fue culpa de la visita de estado del presidente de Israel, el mismo que nos impidió ver la puerta de Brandenburgo. Por suerte un policía nos informó que sólo sería una media hora, lo que tardamos en llegar a la entrada más próxima.

Disfrutando del buen tiempo en Tiergarten
Disfrutando del buen tiempo en Tiergarten

Entramos por una zona no muy bonita y un poco sucia, pero enseguida llegamos a un lago enorme de cuento de hadas. Allí alquilamos una barca durante una hora y el paseo fue muuuuy relajante. Seguimos paseando por el parque hasta que nos entró hambre y fuimos hacia Potsdamerplatz a comer algo.

En Neuer See, el lago de Tiergarten, con un barquero de lujo ;)
En Neuer See, el lago de Tiergarten, con un barquero de lujo 😉

Comimos el postre en una cafetería en frente de la puerta de Brandenburgo mientras esperábamos que fuera la hora de entrar a la cúpula del Reichstag. La verdad es que nos esperábamos más de la visita a la cúpula, las vistas desde arriba no son espectaculares, pero no dejamos de recomendar que vayáis a disfrutar de la impresionante cúpula desde dentro.

La cúpula del Reichstag desde dentro
La cúpula del Reichstag desde dentro

Después de esto nos tocaba despedirnos de Berlín: metro, recoger las maletas del hotel y para el aeropuerto. Entonces llovía muchísimo (y menos mal que no lo hizo antes) pero el mal tiempo nos retrasó la salida del avión una hora y media.

Ya estamos en Barcelona, ahora nos espera trabajo editando el vídeo de la escapada y planeando el próximo destino.