40 cosas que hacer en Berlín

Berlín es una ciudad que impone mucho respeto por su reciente historia. La capital de Alemania es muy diversa culturalmente, sobretodo por su pasado tan marcado. Además, es una ciudad que está en constante remodelación por los daños causados durante la II Guerra Mundial. Te damos 40 ideas de cosas que hacer en Berlín.

 

40 cosas que hacer en Berlín

1. Pasar por la Puerta de Brandenburgo

Se trata del monumento más representativo de Berlín, además de una de las antiguas puertas de entrada a la ciudad. También es un símbolo de paz encargado por el emperador Federico Guillermo II. Se acabó de construir en 1791 y bajo sus arcos pasaron miembros de la realeza, las tropas napoleónicas y Hitler cuando llegó al poder. Con la construcción del muro en 1961, la puerta quedó en tierra de nadie. Por eso desde que cayó el muro se usa como punto de reunión de los berlineses en grandes celebraciones. Sin duda, pasar por esta histórica puerta es un imprescindible que hacer en Berlín.

que ver en berlín
La belleza de la Puerta de Brandenburgo al anochecer es indiscutible. Lo mejor que ver en Berlín

Nosotros recomendamos verla tanto de día como de noche, aunque si hay que elegir nos quedamos con la imagen de la imponente puerta iluminada al anochecer.

2. Free Walking Tours

Durante el día, Pariserplatz es el punto de salida de los Free Walking Tours. Son una buena opción para conocer los principales puntos de la ciudad si tenéis poco tiempo. Este tipo de tours se hacen en muchas otras ciudades, pero somos especialmente partidiarios del de Berlín porque es una ciudad cargada de historia. Eso sí, es largo y hay que ir preparado para caminar porque hay mucho por ver y hacer en Berlín.

3. Descubrir el recorrido original del muro de Berlín

El muro de la verguenza se fue derribando a lo largo de los 90, pero aún quedan tramos en pie para hacerse la idea de lo que durante 28 años separó a familias y amigos. Además de poder ver el muro en varias localizaciones, paseando por las calles de Berlín veréis una hilera de ladrillos rojizos que recuerdan por donde pasó el muro.

4. East Side Gallery

Es la galería de arte al aire libre más grande del mundo y, además, está cargada de significado. Cuando se derribó el muro, a lo largo del río Spree se dejaron 1300m intactos para convertirlos en un lienzo. En él, artistas de todo el mundo dejaron su huella en un momento de cambio tan importante para la historia. Años más tarde, está repleto de pintadas que lo estropean un poco, pero aún conserva todo ese espíritu revolucionario y visitarlo es un imprescindible que hacer Berlín.

que ver en berlín
El famoso beso de Brézhnev y Honecker está retratado en la East Side Gallery

5. Memorial del Muro de Berlín

Si preferís ver el muro intacto, lo encontraréis en Bernauer Straße. En el centro de visitante y documentación hay muchísima información útil sobre su construcción, historias de aquellos que intentaron escapar y las medidas de seguridad de la época. De hecho, se conserva una torre de vigilancia desde donde se puede ver la franja de la muerte y el único trozo de muro intacto. También hay una exposición dedicada a las estaciones que tren que quedaron inutilizadas porque cruzaban a la otra zona de la ciudad. En definitiva, demuestra el absurdo que suponía la construcción del muro. Otro de los imprescindibles que hacer en Berlín.

6. Topografía del Terror

En el mismo solar donde se instalaron los cuarteles generales la Gestapo, las SS y la Seguridad del Reich. Hoy en día hay una escalofriante exposición de fotografías sobre el sistema de terror y tortura nazi. Su visita es algo muy aconsejable que hacer en Berlín. 

que ver en berlín
En la Topografía del Terror se puede visitar un tramo de muro prácticamente intacto

7. Checkpoint Charlie

A pesar de existir el muro que separaba Berlín en dos partes, se construyeron unos puntos de control fronterizo que sólo podían ser usados por unos pocos: extranjeros, militares y trabajadores de embajadas aliadas. El más famoso es el llamado Checkpoint Charlie, muy cerca de la Topografía del Terror. Allí se ha reconstruido la caseta de control y un par de actores simulan ser soldados americanos. También se puede ver el famoso cartel que advertía en inglés, ruso, francés y alemán que se estaba abandonando la zona americana.

que ver en berlín
Haciendo la turistada con este par de simpáticos soldados americanos

8. Subir a la cúpula del Reichstag

La sede del Parlamento alemán sufrió las consecuencias de la guerra y por eso en los años 90 se encargó su restauración al famoso arquitecto británico Norman Foster. Desde entonces, su cúpula de vidrio es uno de los mayores atractivos de Berlín. Para subir y disfrutar de las bonitas vistas de la ciudad hay que reservar la entrada gratuita online a través de la web del Parlamento Alemán. El horario de visita de la cúpula es de 8h a 24h, aunque la última entrada es a las 22h. El Reichstag no es solo una cosa que hay que ver en Berlín, sino que también hay que subir.

Consejo

Si no tIenes claro cuando querrás subir o la fecha deseada no está disponible, ¡no te preocupes!

Cruzando la calle desde la entrada principal al edificio hay una pequeña caseta donde diariamente se reparten entradas para el mismo día y el siguiente. Eso sí, seguramente tendrás que hacer bastante cola.

que ver en berlín
La renovada sede del Parlamento Alemán y la Bandera de la Unidad

9. Monumento al Holocausto

Berlín es una ciudad que se ha propuesto no olvidar su pasado y por eso desde el año 2005 hay 2711 bloques de hormigón de diferentes alturas que recuerdan a las víctimas del holocausto. Es sin duda un tipo de memorial poco convencional que pretende enfrentarse a la idea de monumento tradicional. Pasear entre los bloques causa sensaciones muy opuestas entre los visitantes, pero para nosotros fue una experiencia muy impactante que sin duda recomendamos.

Aunque un poco escondido, hay un centro de visitantes del monumento ubicado en el subsuelo. Se puede acceder desde el extremo sureste de los bloques y allí hay muchísima información sobre la política de exterminio nazi, así como testimonios de personas que la sufrieron. La parte más impactante es una sala cubierta de nombres y fechas de nacimiento y muerte de las víctimas del holocausto. El centro de información está abierto de martes a domingo de 10h a 19h, y hasta las 20h los meses de verano.

que ver en berlín
Un lugar por donde pasear y reflexionar

10. Catedral de Berlín, una visita obligada que hacer en Berlín

Esta catedral fue construida muy cerca del Palacio Imperial de la dinastía Hohenzollern, por eso actuó como iglesia de la corte y dio sepultura a varios de sus miembros. Como la mayoría de edificios de Berlín, la preciosa cúpula de la catedral quedó muy dañada durante la guerra y las tareas de reconstrucción duraron de 1975 hasta 2002. Por suerte, hoy se puede contemplar en todo su esplendor y además tiene uno de los mejores miradores de la ciudad. Pero como en la mayoría de buenos miradores con historia, la subida es dura: hay 270 escalones nada prácticos. Hay que tener en cuenta que también cuenta con un ascensor para las personas con mobilidad reducida. La entrada general cuesta 7€ y la reducida 5€ (válida para niños, estudiantes, jubilados y discapacitados). 

que ver en berlín
La imponente Catedral de Berlín, a la orilla del río Spree

11. Iglesia Kaiser Wilhelm

Otra célebre iglesia de la ciudad es la Kaiser Wilhelm, también conocida como Iglesia de la Memoria. Este edificio neorománico no fue de especial interés hasta después de la guerra, cuando estaba prácticamente destrozada. Se planteó su demolición, pero un grupo de ciudadanos propusieron dejarla en pie como memorial que recordara la insensatez de la guerra. Actualmente en su interior se pueden ver fotografías de Berlín durante los bombardeos y su cúpula agujereada ya es (desgraciadamente) todo un símbolo de la ciudad. A pocos metros de la iglesia empieza una de las calles más importantes de Berlín: Kürfurstendamm, repleta de comercios.

que ver en berlín
La conocida como Iglesia de la Memoria recuerda la insensatez de la guerra

12. Subir a la Torre de la Televisión

Se construyó en 1969 para demostrar el poder comunista por encima del capitalismo. Hoy se ha convertido en uno de los iconos de Berlín gracias a las maravillosas vistas que hay desde su plataforma de observación, a 203 metros de altura. La entrada en taquilla cuesta 13€, aunque habitualmente hay colas y se puede comprar online para evitarlas. Podéis consultar los diversos tipos de tickets en la página web de la Berliner Fernsehturm. 

Compra de entradas online

El mirador está abierto todos los días con un horarios muy amplio: de 9h a 24h (de noviembre a febrero abren a las 10h). Arriba hay un restaurante con muy buenas vistas, aunque como os podéis imaginar se pagan. Una de las cosas obligadas que hay que ver en Berlín.

que ver en berlín
La Torre de la Televisión es el edificio más alto de Alemania, con 368m

13. Alexanderplatz

En esta gran plaza abundan los comercios y su estación es un gran centro de transbordo de pasajeros. Rodeada de edificios altos, en el centro hay un reloj mundial, que muestra cada uno de los 24 husos horarios del mundo. Otro de los grandes atractivos de Alexanderplatz es el mirador de la Torre de la Televisión.

14. Potsdamerplatz

No esperéis encontrar una plaza, Potsdamerplatz es un simple cruce de avenidas. Eso sí, el cruce más grande de Europa. Como curiosidad, aquí se instaló el primer semáforo de Europa y ¡cambiaba de color manualmente! Por las calles de alrededor encontraréis un montón de restaurantes y también un buen mirador de la ciudad.

15. Subir al Panoramapunkt

En Potsdamer Platz hay un buen mirador de Berlín mucho menos masificado que la Torre de la Televisión y por la mitad de precio. Está en la torre Kollhoff y tiene el aliciente de tener el ascensor más rápido de Europa: en 20 segundos sube 100 metros. Abre diariamente de 10h a 20h y también hay un bar donde podrás tomar algo en las alturas, algo muy recomendable que hacer en Berlín.

Precio: 6,50€ por adulto

16. Gendarmenmarkt

Está considerada la plaza más bella de Berlín y se diferencia por tener dos iglesias con cúpulas gemelas, la Catedral Francesa y la Catedral Alemana. En el centro se encuentra la Konzerthaus, una sala de conciertos. Originalmente aquí se organizaba un mercado. Después de tener varios nombres, esta preciosa plaza recibió su nombre actual después de la Reunificación Alemana. Otro imprescindible que ver en Berlín.

que ver en berlín
La Konzerthaus de Berlín, el edificio central de Gendarmenmarkt

17. Tiergarten

Tiergarten es el pulmón de Berlín, ¡y vaya pulmón, porque es enorme! El parque es el lugar favorito de los berlineses cuando hace buen tiempo, siempre hay gente tomando el sol en la hierba. También es un lugar habitual para hacer paseos en bicicleta y también en barca descubriendo su precioso lago, parece sacado de un cuento de hadas. Algo tranquilo y diferente que ver en Berlín.

que ver en berlín
Remando en el lago de Tiergarten

18. Columna de la Victoria

En el centro de Tiergarten hay una rotonda que une las cinco grandes avenidas de Berlín con la Columna de la Victoria en el centro. Esta columna de 68 metros commemora las victorias de Prusia contra Dinamarca, el Imperio Austríaco y el Imperio de Napoleón. Se puede subir a su pequeño mirador con vistas directas a la Puerta de Brandenburgo por sólo 3€.

que ver en berlín
La Columna de la Victoria une las grandes avenidas de Berlín

19. Dead Chicken Alley

Para aquellos que quieran ver la parte de Berlín más alternativa, este callejón es un imprescindible que ver en Berlín. Está repleto de graffitis y arte urbano. Su origen está en la época de la caída del muro, cuando un grupo de jóvenes que se hacía llamar “Los pollos muertos” compraron este callejón para expresarse. Entonces estaba prohibido pintar en la vía pública. La entrada al callejón se encuentra en Rosenthaler straße, estad al tanto porque pasa desapercibida.

20. Visitar la Isla de los Museos

Berlín ha sido un centro cultural desde hace muchos siglos y aún continúa siéndolo. Quizá tengamos como referencias principales París o Nueva York, pero Berlín no se queda atrás. La Isla de los Museos, apodada así porque es una isla en el río Spree, alberga 6 museos muy diferentes. No os podéis perder el Museo Nuevo, dónde está el busto de Nefertiti o el Museo del Pérgamo, con unas reconstrucciones espectaculares.

21. Visitar la Universidad Humboldt de Berlín

Esta histórica universidad ha sido escuela de hasta 40 premios Nobel como Albert Einstein o Max Planck. Durante el siglo XIX fue uno de los centros con más influencia en la enseñanza internacional y actualmente sigue siendo un icono. Te llamará la atención que su patio siempre venden libros que son reimpresiones de los que se quemaron durante el Tercer Reich. En su interior suele haber mucho movimiento estudiantil incluso los fines de semana, a nosotros nos gustó entrar y curiosear.

22. Deleitarse con la orquesta de la Filamónica de Berlín

La orquesta de Berlín está considerada una de las mejores del mundo. Los martes a las 13h hacen conciertos gratuitos, ¡aunque suelen estar a reventar! Se recomienda que estés allí unos 45 minutos antes de la hora para asegurarte la plaza. Después que el anterior edificio fuera destruido durante la Segunda Guerra Mundial, Hans Scharoun diseñó la actual sede, que es preciosa y se puede visitar aunque no acudas a ningún concierto.

Consulta el calendario de conciertos gratuitos

23. Adivinar en qué habitación se alojó Michael Jackson

Al lado de la puerta de Brandemburgo está este famoso hotel de lujo. Si por algo se ha hecho tan conocido es por la foto de Michael Jackson sacando a su hijo por la ventana. Algo divertido que hacer en Berlín es intentar identificar el balcón donde tuvo lugar la escena.

que hacer en berlín
Descubrir donde se alojó Michael Jackson es algo curioso que hacer en Berlín

24. Conocer al Ampelmännchen

No se trata de nadie cercano a Angela Merkel, si queréis conocerle sólo tendréis que estar atentos a los semáforos, ya que así se llama la figura que aparece en ellos. Es la silueta que aparecía en los semáforos de la República Democrática Alemana, pero se convirtió en un famoso icono de Berlín después que en 1990 se reunificara la imagen de todos los semáforos de la ciudad. Ahora incluso tiene una tienda de souvenirs exclusiva para él, así que si buscáis algo diferente que hacer en Berlín, podéis visitarla. 

25. Conocer el puente más bonito de Berlín

Aunque parezca mentira, Berlín tiene 916 puentes, ¡el doble que Venecia!

Conoce 17 curiosidades más de Berlín

El puente más bonito para muchos es Oberbaumbrücke, situado un punto perfecto del río Spree para sacar fotos de los dos lados. Justamente por su ubicación estuvo prohibido cruzarlo cuando la ciudad estaba dividida y era un punto de concentración de espías. Hoy en día lo único que separa son los barrios de Kreuzberg and Friedrichshain, que se lanzan tomates cada verano en una batalla entre barrios, una especie de tomatina a la alemana 🙂

26. Pasear por Natur-Park Südgelände

Al lado de una antigua vía de tren hay un parque fantástico donde se combina la naturaleza, los graffitis, esculturas y un montón de actividades familiares que hacer en Berlín, sobre todo en verano. Te sentirás en medio del bosque estando en el centro de Berlín.

27. AquaDom

Si te gustan los acuarios, visitar este tanque gigante es algo imprescindible que hacer en Berlín. Con 25 metros de alto por 12 de ancho, es hogar de más de 1500 peces. Lo más sorprendente es que dentro de la pecera hay un ascensor para ver de cerca todas las especies que viven allí. Lo mejor es que para verlo no tienes que pagar nada, pero subir al ascensor cuesta la friolera de 18€…

28. Conocer la parte más antigua de Berlín

Berlín es una ciudad bastante moderna, pero Nikolaiviertel es su parte más antigua. La ciudad se fundó en esta zona alrededor del año 1200 y es lo más parecido a un casco antiguo, ya que por desgracia de destruyó durante la guerra. Es una zona pequeñita con calles peatonales tranquilas y fachadas neoclásicas. No a todos los berlineses les gusta, ya que para muchos ha perdido la esencia con la reconstrucción y se ha convertido en una especie de parque temático en medio de la ciudad.

29. Ver arte en un antiguo hospital en Kunstquartier Bethanien

Una visita obligada que hacer en Berlín para los amantes del arte. La ciudad está llena de galerías de arte y exposiciones, pero Bethanien tiene una historia especial. Desde los años 70 los ciudadanos lucharon para que este antiguo hospital no se demoliera y lo convirtieron en un espacio artístico. Ahora es uno de los centros del arte alternativo berlinés con muchas exposiciones gratuitas. Además, de mayo a setiembre hacen sesiones de cine al aire libre en el patio.

30. Bañarse en el Badeschiff

Es una zona del río Spree con una piscina flotante y una zona de playa. De mayo a setiembre se puede disfrutar de un día soleado con actividades como stand-up paddle o yoga. Además, las vistas desde el agua son geniales, se ven la emblemática Torre de la Televisión y el Oberbaumbrücke. La entrada de adulto cuesta 5€.

31. Pasear por el Spree

Contempla Berlín desde otra perspectiva: en medio del agua en un crucero por el río Spree. Por 10€ por persona podrás ver la catedral, la isla de los museos y el barrio más antiguo de la ciudad a la vez que escuchas su historia con una audioguía.

32. Prueba el currywurst

Algo obligado que hacer en Berlín es probar la comida de sus puestos callejeros. La influencia turca está muy presente y tendrás multitud de opciones para comprar un kebab o currywurst, una salchicha con ketchup y curry.

que hacer en Berlín
Probando el típico currywurst delante de la catedral

33. Perderse en Grunewald

Es la zona boscosa más grande de la ciudad y aunque está a la afueras es muy fácil de llegar en S-Bahn. Allí puedes pasar un día relajado paseando a pie, en bici o incluso en caballo. Te recomendamos que lleves un picnic, algo muy típico que hacen los berlineses en la zona. Si pillas un buen día, cerca hay varios lagos de agua cristalina perfectos para refrescarse.

34. Indaga en el subsuelo de la ciudad

Berliner Underwelten organiza tours guiados por los túneles que recorren Berlín por debajo. Como en muchas otras partes de la ciudad, el pasado es una parte fundamental. Hay 5 tours diferentes sobre los túneles como vía de escape del muro o como refugio durante la guerra. Los niños menores de 7 años no pueden hacer los recorridos por la dureza de los contenidos.

35. Cantar en el Bearpit Karaoke

Las gradas del anfiteatro de piedra de Mauerpark se llenan cada domingo de verano para ver actuaciones de un karaoke muy espontáneo. En 2009 empezó la iniciativa como una forma de pasar el tiempo entre amigos con un micrófono, un ordenador y un par de altavoces, pero ahora se reúnen hasta 2000 personas animando a todo aquel que se anima a mostrar sus dotes como cantante. Si eres valiente, empuñar el micrófono delante de tanto público es algo divertido que hacer en Berlín.

36. Visitar el campo de concentración de Sachsenhausen

Una visita al campo de Sachsenhausen te permitirá conocer un poco mejor la historia de la Alemania nazi y de lo que sucedía dentro de los campos de concentración durante la época. Se construyó en 1938 y desgraciadamente fue el modelo para toda la resta, de forma que se convirtió en el centro administrativo de todos los de Europa. Es algo escalofriante que hacer en Berlín que seguramente te dejará muy mal cuerpo, pero muy recomendable para no olvidar un pasado que marcó tanto.

que hacer en Berlín
La entrada al campo de concentración, una visita aconsejable que hacer en Berlín

37. Aprender qué es la “Ostalgie” es algo curioso que hacer en Berlín

La división de Berlín acabó en 1990, pero el DDR Museum está lleno de objetos de la Alemania Oriental para poner en práctica la “Ostalgie”. Así se llama la nostalgia hacia el modo de vida de la RDA. En el museo podrás ver desde billetes hasta sentarte en un sofá a ver la televisión de la época. Como curiosidad, también se puede alquilar el coche clásico que se producía en Alemania Oriental.

38. Quedar boquiabierto con el Versailles berlinés

Aunque en Berlín hay muchos palacios, el Palacio de Charlottenburg es el más grande después de que el Palacio Real fuera demolido en 1950. Fue una de las residencias de la familia real de la antigua Prúsia en Berlín. ¡Ya veréis que no vivían nada mal!

39. Hacer una excursión a Potsdam

Y siguiendo con palacios, Potsdam es una ciudad magnífica. Además, si queréis visitarla solo tardaréis 25 minutos en tren desde la estación central de Berlín. Como veréis, es una ciudad llena de espectaculares palacios y parques muy bien cuidados que son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

40. Visita el palacio de Sansoucci, en Potsdam

Si visitáis Potsdam, no os podéis perder esta joya. Este palacio fue la residencia de verano de Federico II el Grande, rey de Prusia. Es una de las obras maestras del Rococó y predominan numerosos templetes y pabellones. No os olvidéis de perderos por sus jardines, son espectaculares.

que hacer en Berlín
Una joya ubicada a pocos kilómetros de Berlín