Que ver en Praga

Que ver en Praga es algo que mucha gente se pregunta, porque sin duda la capital checa es una de las ciudades con más encanto de Europa. Aunque hay muchas cosas que ver en Praga, quizá lo mejor sea callejear y apreciar la belleza de sus calles estrechas repletas de curiosidades.

25 cosas que hacer en Praga

Si sólo os podemos dar un consejo es que vayáis en épocas menos turísticas, ya que mucha gente hace perder parte del encanto de la ciudad, por lo menos esa impresión nos dio a nosotros yendo en pleno julio. Si estáis planeando vuestra visita, esta lista de restaurantes donde comer barato en Praga no os irá nada mal.

12 IMPRESCINDIBLES QUE VER EN PRAGA

1. Puente de Carlos

Este es seguramente uno de los puentes más famosos del mundo y seguro que de los más transitados por peatones. Sea la hora que sea está repleto de gente haciéndose fotos con sus características estatuas, comprando bisutería de cristal en alguno de los puestecitos que hay a lo largo del puente o escuchando a los músicos que tocan. Algo imprescindible que ver en Praga.

que ver en praga
Atardecer en el Puente de Carlos, a la orilla del río Moldava

Aunque seguramente sea la peor hora, aconsejamos ver el atardecer de Praga desde el Puente de Carlos, es precioso. Si lo queréis disfrutar sin nadie, la única opción es madrugar bastante.

2. Plaza de la Ciudad Vieja

La Plaza de la Ciudad Vieja representa el centro de Praga y por ello siempre está muy animada. Hay un montón de locales donde tomar algo y siempre hay mucho bullicio de turistas. La plaza en sí está rodeada por edificios preciosos de colores y alberga dos joyas de la ciudad: su ayuntamiento y la iglesia gótica de Nuestra Señora de Týn.

que ver en praga
La iglesia de Nuestra Señora de Týn, en la Plaza de la Ciudad Vieja

3. Reloj Astronómico

Este reloj astronómico (o Orloj, como dirían los locales) está en la torre del ayuntamiento de Praga y es el más antiguo en funcionamiento. Indica la hora de distintas maneras: la hora local de Praga, la hora según la escala de tiempo de la antigua Bohemia, las horas que hace que ha salido el Sol… Además también indica los 12 meses, la fase lunar y los signos del zodiaco. Aunque sea mucho más fácil saber todos estos datos con un reloj convencional o un smartphone, sólo por la belleza de sus detalles vale la pena contemplarlo unos minutos.

El reloj astronómico es una de las cosas más curiosas que ver en Praga
El reloj astronómico es una de las cosas más curiosas que ver en Praga

4. Plaza de Wenceslao

Si la Plaza de la Ciudad Vieja es el centro de la Praga antigua, la Plaza de Wenceslao ha visto la historia más reciente de la capital checa. Allí empezó la caída del comunismo con las famosas manifestaciones de la Revolución del Terciopelo. La plaza en si es enorme y, al contrario que la de la Ciudad Vieja, no es demasiado acogedora porque circulan vehículos. Aún así, merece una visita por su importancia histórica y la vidilla comercial que hay a su alrededor.

que ver en praga
La Plaza Wenceslao es enorme, con más de medio kilómetro de largo

5. Castillo de Praga

Se trata del castillo antiguo más grande del mundo. No es un castillo como el de los cuentos, sino un recinto abierto con un encanto único que alberga joyas como la catedral de o el callejón del oro, donde vivió Franz Kafka. Además, al estar elevado, tiene varios miradores donde contemplar los preciosos edificios de Praga desde arriba.

Información detallada para visitar el Castillo de Praga
que ver en praga
La imponente Catedral de San Vito es la joya del castillo de Praga

6. Torre de la Pólvora

Es otro de los símbolos de Praga y una de las entradas a la casco histórico de Praga. Esta torre fue una puerta de la muralla que se construyó en 1475 hasta que sufrió un incendió y quedó destruida. Más tarde sirvió de almacén de pólvora y de ahí su nombre. Actualmente se puede subir a la torre, que actúa como mirador, por 75CZK (algo menos de 3€). No es la única Torre de la Pólvora que ver en Praga, ¡en el castillo hay otra con una historia muy similar!

que ver en praga
Una de las antiguas entradas a la Praga fortificada

7. Casa Municipal

Esta literalmente tocando la Torre de la Pólvora y es que están unidas por un pequeño puente. La Casa Municipal es el edificio Art Noveau más representativo de Praga, además tiene mucha importancia histórica, ya que desde allí se proclamó la independencia de Checoslovaquia en 1918. Hoy en día es escenario de los conciertos más prestigiosos de la ciudad con una preciosa cúpula que lo corona. En su interior también hay un restaurante y una cafetería con un ambiente encantador que hace tirar varias décadas atrás.

que ver en praga
El precioso edificio Art Noveau que sirve de casa de conciertos

8. Monte Petrin

Es el mirador de Praga por excelencia, además el paseo hasta arriba es muy agradable (aunque a ratos de hace duro de subir, ¡y más con calor!). Si no os apetece caminar pero queréis apreciar las vistas igual, se puede subir en funicular por unos 5€. Ya llegando a la cima hay un par de bares con vistas espectaculares de Praga y, contra todo pronóstico, sus precios son muy asequibles.

que ver en praga
Reponiendo fuerzas en lo alto del Monte Petrin

Arriba del todo hay una torre clavadita a la punta de la Torre Eiffel, pero en versión pequeña. Se llama Torre Petrin, mide 98 metros y se puede subir a contemplar la ciudad por algo más de 10€.

Más información sobre la Torre Petrin

9. Lennon Wall

Esta pared de Mala Strana es un homenaje a John Lennon y está llena de graffitis con letras de canciones de los Beatle y mensajes pacifistas. Su historia se remonta al asesinato de Lennon en 1980, cuando muchos jóvenes quisieron homenajearle dedicándole este muro. Las autoridades comunistas lo tomaron como un desafío y pese a borrar constantemente las pintadas e incluso instalar cámaras de vigilancia, los graffitis no desaparecían. Por suerte, el lugar se ha mantenido hasta hoy en día. Algo curioso y diferente que ver en Praga.

que ver en praga
El muro dedicado a John Lennon es una de las cosas que ver en Praga

10. Casa Danzante

Este peculiar edificio llevó mucha polémica a Praga porque rompe con el estilo de la resta de arquitectura de la ciudad. Es obra del arquitecto Vlado Milunić en colaboración con Frank Gehry, quien bautizó la construcción como Fred and Ginger por la similitud del edificio con dos bailarines (Fred Astaire y Ginger Roberts).

10 curiosidades de Praga
El edificio más polémico de Praga, junto al río Moldava
El edificio más polémico de Praga, junto al río Moldava

11. Antiguo Cementerio Judío y sinagogas

Este cementerio fue usado desde el siglo XV y se estima que allí descansan más de 100.000 judíos. Las tumbas están muy amontonadas por una razón: los judíos no permiten destruir sus tumbas, por lo que creaban una nueva capa de tierra encima para tener capacidad para nueva tumbas. Así, llegó a haber hasta 12 capas de tierra que se descubrieron gracias a una excavación arqueológica. Para la mayoría de turistas es una visita imprescindible, ya que forma parte de la historia de la ciudad.

que ver en praga
El Antiguo Cementerio Judío de Praga contiene muchos siglos de historia de la ciudad

El precio de la entrada es de 480CZK por adulto (unos 17€) y 320CZK (unos 12€) para estudiantes y menores de 15 años. Esta misma entrada sirve para visitar las seis sinagogas y, si hay mucha cola en el cementerio, se recomienda comprar el ticket en alguna de las sinagogas.

Además del cementerio, Praga conserva muy bien todo su barrio judío, Josefov. Allí se encuentran seis sinagogas, entre ellas la más antigua de Europa que se sigue usando para el culto, la Sinagoga Vieja Nueva, del año 1270.

12. Monasterio de Strahov

A medio camino entre la Torre Petrin y el Castillo de Praga hay este monasterio. La mayoría de sus salas no se pueden visitar, aunque la biblioteca y la pinacoteca sí. La biblioteca, con un techo precioso, tiene mucho encanto y una gran colección de libros de la Edad Media.

La biblioteca del monasterio tiene verdaderas reliquias muy bien conservadas
La biblioteca del monasterio tiene verdaderas reliquias muy bien conservadas

Ubicación de los imprescindibles que ver en Praga