Venecia en un día: itinerario de visita

Visitar Venecia en un día no es imposible, aunque no deja de ser algo que desaconsejamos. La capital del Véneto es una ciudad única, auténtica y que merece ser explorada con más profundidad. Sin embargo hay muchos turistas que deciden visitar Venecia en un día porque están poco tiempo en Italia y quieren conocer otras ciudades increíbles como Florencia o Roma. No os preocupéis, os hemos preparado un itinerario para que podáis ver todos los imprescindibles de Venecia en un día. 

VENECIA EN UN DÍA: ITINERARIO DE VISITA

1. Empezar el día descubriendo Cannaregio

Cannaregio es uno de los sestieri de Venecia con más historia. La gente suele quedar enamorada de él porque es la entrada a la ciudad y es el primer contacto que tienen con Venecia. Es un barrio muy prestigioso que acogió las casas de ilustres personajes como Marco Polo o el insaciable Tiziano. Esta zona tuvo mucha importancia durante la ruta de la Seda, dónde había muchos almacenes. Hoy muchos se han convertido en preciosas galerías de arte.

En el siglo XVI, concretamente en 1561, Cannaregio pasó a ser el gueto judío de Venecia. Si queréis descubrir la plaza principal de aquél entonces gueto, tenéis que visitar el Campo del Ghetto Novo. Sentaros en uno de sus bancos y reflexionad. Aquél gueto duro hasta 1797, cuando Napoleón abrió sus puertas. Allí llegaron a vivir más de 4.000 judíos. Veréis que en Venecia las calles son estrechas, pues allí lo son especialmente.

Otro imprescindible que no os podéis perder en Cannaregio es la mansión Ca’ d’Oro. Su famosa y hermosa fachada se contempla desde el Gran Canal. Es el edificio que define mejor de la ciudad el paso del Gótico al Renacimiento. Actualmente es un museo en el que encontraréis arte de grandes artistas como Tiziano. Es gratis el primer domingo de cada mes. La planta baja con la presencia de esculturas y un jardín es preciosa.

Venecia en un día
Cal d’Oro. Una mansión que tenéis que apreciar en vuestro itinerario de Venecia en un día

2. Apreciar el Gran Canal

Como dice su nombre, es el canal más grande de Venecia. Tiene 4km de longitud y parte la ciudad en dos. No hace falta que lo recorráis en vaporetto o góndola, ya que se puede apreciar claramente a través de alguno de sus famosos puentes.

3. Cruzar el Ponte di Rialto

Es uno de los puentes más famosos del mundo. Pese a que en Las Vegas hay una réplica muy parecida en el The Venetian, su belleza no se puede comparar. Es el primer puente que cruza el Gran Canal, por lo que viene perfecto para seguir este itinerario de Venecia en un día. A parte de ser el puente más famoso, también es el más antiguo de los que cruzan el Gran Canal.

Venecia en un día
El Ponte de Rialto junto a dos góndolas en el Gran Canal

4. Pasear por sus alrededores

A parte de visitar el puente, también es muy importante mirar sus alrededores. Allí fue donde se emplazaron algunos de los edificios más importantes de la ciudad, que todavía persisten. Por ejemplo, el Mercado de Rialto es uno de los atractivos que tenéis que ver. Antes del Puente de Rialto que hoy conocemos, hubo varios de madera. Uno de ellos se tuvo que hacer más grande por el gran tráfico que se generó con el mercado.

El comercio produjo muchos ingresos  y sobre 1850 se decidió construir el primer banco del mundo. Sí, en Venecia. También se instalaron unos tribunales y una prisión.

La pregunta puñetera
El puente actual se construyó en 1591 por un arquitecto llamado Antonio Da Ponte. ¿Casualidad? La verdad es que su propuesta fue mejor que la de grandes maestros como Michellangelo.

5. Perderse por el centro histórico de la ciudad

Antes de visitar el atractivo más famoso de la ciudad, os aconsejamos que os perdáis un poco por el centro histórico de la ciudad. A ver si sois capaces de no dar marcha atrás ni una vez tras encontraros con un canal sin puente para cruzar. Fijaos sobretodo en las tiendas que hay, muchas de ellas muy antiguas.

6. Enamorarse de la Piazza San Marco

Es una de las plazas más bonitas del mundo y es considerado el centro de la ciudad. Como curiosidad, es el lugar más bajo de toda Venecia. Por eso y por su cercanía al mar, se produce el fenómeno de la Acqua Alta y se llega a inundar por completo. ¡Esperemos que vuestra visita a Venecia en un día sea más placentera y no os mojéis! En esta misma plaza se encuentran grandes edificios:

Venecia en un día
El Campanile di San Marco corona esta bella plaza

6.1. Visitar el Palazzo Ducale

Es el edificio que demuestra mejor el poder que tuvo Venecia en sus mejores tiempos. Es de estilo gótico y fue sede de más de 120 dogos (máximos mandatarios de las Repúblicas de Venecia y Génova), del gobierno y de la corte de justicia. Su visita es imprescindible. La entrada para adultos cuesta 19€. Caro, pero obligado. Un palacio con más de 1.000 años de historia da para mucho. Tenéis que hacer el llamado “itinerario secreto” que os va a permitir  visitar la Sala de la Inquisición, la Cámara de la Tortura, y también cruzar el Puente de los Suspiros por dentro hasta llegar a la Prisión.

6.2. Alucinar con la Basílica de San Marco

Desde sus orígenes en el año 828 durante el periodo bizantino, ha sido el centro religioso de Venecia. Fue construida para albergar el cadáver de San Marcos, traído de Alejandría. La entrada a la basílica es gratuita, pero suele haber cola. Si tenéis tiempo antes de comer, es de visita imprescindible.

6.3. Campanile de San Marco

Es el punto más alto de Venecia y alberga las campanas de la Basílica. Igual que sucede con la Catedral de Florencia, los campanarios se construían por separado para evitar que las vibraciones producidas por las campanas dañasen la superficie del templo. Visitando Venecia en un día hace complicado que tengáis tiempo suficiente para subir al mirador. Os tenemos un sitio reservado con mejores vistas.

6.4. Torre dell’Orologio

Como bien dice su nombre, es una torre que alberga un reloj único en el mundo. Cuenta la leyenda que el duque de Venecia ordenó quitarle los ojos a los que construyeron el reloj para que no pudieran hacerlo en otro lugar. Lo hicieron como ayuda a los marineros del Gran Canal que se iban de viaje. En el reloj no solo se representan las horas, sino también los signos zodiacales y las fases lunares y solares.

7. Comer en Dal Moro’s Fresh Pasta to Go

Es uno de los mejores restaurantes donde comer barato en Venecia. Habréis caminado mucho y tendréis hambre. Además os cae muy cerca de la Piazza San Marcos, a menos de 5 minutos caminando. Es un restaurante perfecto, frecuentado por turistas y también locales. Podéis comer un cubo de pasta deliciosa con la salsa que escojáis. Es ideal para llevar y comérselo contemplando la belleza de alguno de los canales de la ciudad. Un plato de pasta cuesta alrededor de 5€, dependiendo del tipo y de la salsa. Si os apetece otro restaurante, o queréis comer más tranquilos os dejamos una lista con 7 locales más donde comer en Venecia. 

8 restaurantes donde comer barato en Venecia

8. Ver el Puente de los Suspiros por fuera

En vuestra visita a Venecia en un día no os puede fallar conocer el Puente de los Suspiros. Une el Palazzo Ducale con la antigua prisión de Piombi. ¿Sabéis porque se llama así? Porque los presos pasaban con góndola por debajo antes de entrar a prisión y suspiraban. Les quedaban pocos minutos de libertad y, difícilmente saldrían con vida de aquellas lúgubres prisiones.

Venecia en un día
El Puente de los Suspiros no fue, ni mucho menos, un emblema romántico como se conoce actualmente

9. Tener las mejores vistas de Venecia desde la Chiesa di San Giorgio Maggiore

Esta bonita iglesia se encuentra en una pequeña isla al frente de la Piazza San Marcos. Es de visita obligada. Además, si queréis tener las mejores vistas de la ciudad, coged el vaporetto y subid al campanile. Es mucho menos frecuentado que el de San Marcos y solo tardaréis 5 minutos hasta llegar allí. ¡Cargad vuestra cámara, que desde ahí veréis todas las islas!

10. Cruzar el Ponte dell’Accademia

Antes de descubrir Dorsoduro, uno de los sestieri más bonitos, tendréis que cruzar este hermoso puente. Lo mejor es que es mucho menos agobiante que el de Rialto y tiene unas vistas preciosas al Gran Canal con la Basílica de Santa Maria della Salute al fondo. ¡No os lo perdáis!

11. Perderse en Dorsoduro

Dorsoduro es una de las zonas con más encanto de Venecia. Con su carácter estudiantil, es una zona especialmente animada. En Dorsoduro se concentran la mayoría de edificios universitarios de la ciudad. Hay multitud de bares para tomar un Spritz y refrescarse. También abundan museos como la Galleria dell’Accademia de Venecia, aunque visitando Venecia en un día no tendréis tiempo suficiente para descubrirla.

Venecia en un día
Uno de los canales en Dorsoduro. Un barrio precioso

12. Conocer la Basílica de Santa Maria della Salute

Otro imprescindible en Dorsoduro es conocer esta basílica, una de las más famosas de la ciudad. Además su construcción está estrechamente relacionada con uno de los aspectos más importantes de la historia de la ciudad: la peste. En 1630, a fin de invocar la extinción de la peste que mató a más del 30% de los venecianos, el Senado convocó un concurso público para construir esta magnífica basílica dedicada a la Virgen, que les había ayudado a acabar con esta plaga. Pese haber dedicado toda su vida a su construcción, su arquitecto, Baldassare Longhena murió sin poder verla acabada. La entrada es gratuita.

13. Ver atardecer desde San Marco

No hay nada más precioso que ver el atardecer desde la plaza más bonita de Italia. El sol se pone por detrás de la famosa Chiesa di San Giorgio Maggiore creando una imagen de postal. ¡Venecia luce preciosa al atardecer!

14. Ver una Ópera en La Fenice

No podéis marchar de Venecia sin haber visto una ópera en La Fenice, una de las más famosas del mundo. Este género musical siempre ha ido ligado a Venecia. No se interpretan cada día, por lo que tendréis que mirar bien el calendario de la Ópera. Respecto al precio de las entradas, las hay de todos los precios: desde 40€ hasta más de 300€. Si queréis una recomendación y podéis escoger, ¡Giuseppe Verdi!

Venecia en un día
El teatro La Fenice es un tesoro arquitectónico por dentro y por fuera

15. Pasear de noche por Castello y descubrir el Arsenal de Venecia

Venecia es realmente bonita cuando cae el sol. Deja de ser agobiante y se convierte en relajante, hermosa y romántica. Pasear por Castello es delicioso: perderos por sus callecitas y canales hasta descubrir el famoso Arsenal de Venecia, perfectamente iluminado. No hay mejor manera de acabar este recorrido de Venecia en un día que con un paseo así.

16. Cenar todo lo que queráis en Brek

Venecia os habrá encantado, así que habrá que celebrarlo. Después de un día entero caminando por la ciudad, estaréis muy hambrientos. Brek es un buffet fantástico a precios ridículos. Cae muy cerca de la estación principal de trenes y de los parkings de coches. Si habéis llegado en coche a la ciudad, será perfecto para recogerlo y poner rumbo a otro destino.