Cómo viajar barato: 15 claves para ahorrar viajando

Cómo viajar barato es algo que mucha gente se pregunta. Queremos acabar con las excusas de que “viajar es caro” y que “para viajar barato, mejor no hacerlo”. Para ver mundo, lo único necesario son verdaderas ganas de hacerlo, ¡sin ponerse excusas! Como buenos traveleros tenemos la necesidad de estar constantemente consultando destinos y precios para futuras aventuras y llevando una buena planificación es totalmente posible cumplir los objetivos. No importa cuanto estéis dispuestos a gastar, sino la forma que tengáis de hacerlo.

A continuación, os damos damos 12 consejos para ahorrar durante la planificación del viaje y también una vez en el destino.

12 CLAVES PARA VIAJAR BARATO

Cómo ahorrar en la planificación del viaje

1. Ser flexible con el vuelo y sacarlo con antelación

Generalmente, el vuelo es lo más caro del viaje. En el alojamiento se puede elegir si dormir en un albergue o un hotel de 4 estrellas, pero el trayecto tiene un precio fijo. Para encontrar vuelos baratos podéis seguir nuestros consejos en el post dedicado a ello. Pero el principal consejo que tenemos es intentar ser flexible, ya que puede haber mucha diferencia si salís un día u otro. 

viajar barato
El avión se lleva gran parte del presupuesto, hay que intentar ahorrar en el vuelo para viajar barato

Si no se tiene en mente un destino concreto

Muchas veces tenemos unos días de vacaciones y nos agobiamos porque no sabemos dónde ir, ¡aunque por ideas no es! Si no tenéis un destino concreto, vale la pena pasar unos días consultando Skyscanner para encontrar vuelos baratos. Seguro que os sorprende alguna ganga a un lugar que no se os hubiera ocurrido. A nosotros nos pasó con las Maldivas, nunca nos hubiésemos planteado ir si no fuera por un vuelo por 400€.

Para encontrar chollos así, basta con ir a Skyscanner, poner vuestro aeropuerto de origen, dejar en blanco la casilla de destino e introducir las fechas en que queréis volar. Os saldrán todos los países ordenados por precio y seguro que hay alguna sorpresa positiva. Generalmente, cuanto más tiempo quede para el viaje, más posibilidades de encontrar algún chollo. Es un punto clave si os preguntáis cómo viajar barato.

Si hay un destino claro

Si al contrario, tenéis claro vuestro destino, la flexibilidad debe estar en las fechas o bien el origen. En vuelos largos, suele salir mucho más a cuenta desplazarse a un aeropuerto con más tráfico. Por ejemplo, si sois de Valencia y estáis dispuestos a desplazaros a Barcelona o Madrid encontraréis precios mucho mejores. Para esto, basta con poner “España” en el campo de origen, os saldrán los resultados ordenados por precio según el aeropuerto de salida. Siempre hay que valorar los gastos de tiempo y dinero en desplazamientos, la diferencia debe ser suficiente para que siga siendo más barato.

2. Informarse del destino y hacer presupuestos

Una vez hemos elegido unas cuantas posibilidades, sea de destinos o fechas, hay que hacer presupuestos para ver la opción más factible. Es imprescindible tener claro la cantidad de dinero que queremos gastar siendo realistas. Para hacer el presupuesto, hay que consultar el precio del alojamiento al que nos gustaría ir, calcular gastos de comida, transporte y un límite total para caprichos.

Se trata de forzarnos a descubrir más sobre los destinos potenciales para poder compararlos con conocimiento de causa. Una vez hecho esto, seguro que tachamos algún destino de la lista porque al buscar un poco más de información nos damos cuenta que no es la mejor época por el clima o dormir es muy caro.

Una vez esté claro es destino y las fechas, hay que hacer un presupuesto detallado definitivo que habrá que seguir, ¡no valen trampas! Hay que tener claro que queremos porque tocará priorizar: ¿un alojamiento mejor, hacer más actividades o comprar más souvenirs?

3. Prepararse para el viaje y reservar las atracciones

Ahora que ya tenemos claro dónde y cuando iremos, vale la pena invertir tiempo en planificar el viaje. Conoceremos mejor dónde vamos, disfrutaremos más el lugar y , en muchos casos, ahorraremos.

Consejo
Muchas veces sale más a cuenta comprar los tickets de las atracciones turísticas online que en taquilla para ahorrar tanto dinero como tiempo.

Además la mayoría de museos tienen unas horas a la semana con acceso gratuito. Siempre va bien saber cuáles son para ahorrar dinero.

También os tendrá que quedar claro qué atracciones visitaréis. Si queréis viajar barato, tendréis que estar pendientes de las tarjetas de descuento de la ciudad, como por ejemplo las famosas CityPass. Si vuestra idea es visitar casi todas las atracciones turísticas, seguro que os valdrá la pena.

viajar barato
La Alhambra de Granada, uno de los monumentos más visitados que se tiene que reservar con antelación

4. Elegir el alojamiento con razón y antelación

Junto al vuelo, el alojamiento suele ser lo más caro del viaje. Si queréis una buena clave para viajar barato a cualquier sitio, ¡ahorrad en el alojamiento! Total, en la mayoría de casos solo estaréis en el hotel para dormir, así que no merece la pena gastarse grandes cantidades de dinero. Además, hoy en día hay muchísimas alternativas a los hoteles como los apartamentos o Couchsurfing.

  • Si preferís un hotel, nada más hagáis comprado el vuelo buscar en Trivago o cualquier otro comparador de ofertas. Es preferible hacerlo con antelación, ya que si vais a última hora seguramente los mejores alojamientos relación calidad-precio ya estén llenos.
  • Si preferís un apartamento, Airbnb es la mejor opción. Si queréis viajar barato, nuestro consejo es que durmáis en una habitación privada, ya que se puede llegar a ahorrar mucho dinero. De este modo entraréis en la casa de un local con quién podréis compartir cosas sobre el viaje. ¡No tengáis miedo! En la mayoría de casos os ayudarán en todo lo que necesitéis. Eso sí, lo más importante antes de coger nada es mirar sus opiniones. Desaconsejamos alquilar un apartamento con malas opiniones o que todavía no haya sido evaluado para evitar sorpresas.
  • Finalmente, Couchsurfing es otra opción para viajar barato. Un local va a dejaros dormir en su sofá sin ningún coste. Una forma genial de compartir sin necesidad de tener Eso sí, no está mal que le recompenses con un souvenir o detalle de tu ciudad.

5. Coger buses nocturnos para ahorrarte noches de hotel

Como hemos dicho, el alojamiento se lleva gran parte del presupuesto. Una buena forma de viajar barato es unificando los costes de alojamiento y desplazamiento en viajes nocturnos. Generalmente, los autobuses, trenes o vuelos nocturnos suelen ser un pelín más caros, pero en la mayoría de casos valdrá económicamente la pena sacrificar un poco la calidad del descanso.

Consejo
No quieras ahorrar demasiado pasando un montón de noches en un asiento incómodo porque te pasará factura durante el día.

Espacia los desplazamientos para tener un equilibrio entre ahorro y descanso.

6. Cambiar el dinero antes de ir de viaje

Es mejor ser previsor a la hora de cambiar divisas y pasarse por el banco una semana antes. Las oficinas de cambio de los aeropuertos te clavarán una buena comisión y, si no lo hacen, las tasas de cambio serán mucho peores que en un banco. No te excedas a la hora de planear gastos, siempre estarás a tiempo de sacar dinero de un cajero una vez allí. Es mejor pagar una mínima comisión que no volver con billetes extranjeros de más.

viajar barato
Los billetes que se usan en las Maldivas, una de las divisas más bonitas que hemos usado

7. Hacerte un seguro de viaje anual si viajas frecuentemente

Aunque te propongas viajar barato, no deberías pasar por alto contratar un buen seguro de viajes. Durante las vacaciones puede surgir cualquier imprevisto que puede salir muy caro si vas sin seguro. Por ejemplo, cuatro puntos en una herida en Estados Unidos te pueden costar cientos de dólares. Para ahorrar en la póliza si viajas con frecuencia, lo mejor es que mires a largo plazo y contrates un seguro anual de cobertura mundial en lugar de varios semanales más baratos.

Cómo viajar barato una vez en el destino

8. Comprar una tarjeta SIM

Esperamos que pronto entre en vigor la ley que obliga a las compañías telefónicas a suprimir el roaming dentro de Europa y Estados Unidos, porque vaya sangrías… Mientras tanto, una vez en el destino, especialmente en viajes largos, es una buena idea comprar una tarjeta SIM de prepago antes de salir del aeropuerto. De esta forma, podrás hablar con los tuyos por mucho menos que activando el roaming. También tendrás datos para no andar dependiendo de encontrar WiFi.

9. Llevar un control de gastos que te fuerce a viajar barato

Nuestra aplicación por excelencia a la hora de viajar es Toshl Finance. Se trata de un diario de gastos donde los puedes categorizar y ponerte límites diarios. Tener esta herramienta de autocontrol te motivará a mantenerte dentro del presupuesto e incluso a ahorrar para darte caprichos no planeados al final del viaje.

Más razones para usar Toshl Finance y tutorial de uso

10. Ir caminando a los sitios, una gran forma para viajar barato

Vale, se puede viajar barato e ir en transporte público. Pero prometemos que no te arrepentirás de cansarte un poco más por descubrir las ciudades caminando. Ir a pie te supondrá ver la ciudad de más cerca, más allá de las zonas turísticas. Seguro que descubres algún rincón inesperado además de ahorrar en transporte.

viajar barato
Paseando por la orilla del East River con Manhattan de fondo

11. Evitar los taxis

En distancias demasiado largas para andar, coge los medios de transporte que usen los locales. En caso de zonas inseguras durante la noche, siempre puedes optar por Uber o servicios similares para ahorrar respecto al precio de un taxi convencional.

12. Comer como un local te saldrá más barato

Cuando pretendas viajar barato, no tengas demasiadas exigencias culinarias. En muchos lugares, determinados platos que te parecen de lo más internacionales (como por ejemplo una pizza) serán mucho más caros que en casa. Abre la mente y el paladar, seguro que descubres nuevos sabores que te gustarán. De esta forma, podrás pararte a comer en chiringuitos callejeros o pequeños restaurantes tradicionales. Este tipo de comercios familiares son un punto clave para ahorrar en comida cuando estás de viaje. Evita los restaurantes turísticos con la carta en diez idiomas distintos, te lo acabarán cobrando caro y no conocerás la auténtica cocina local.

Consejo
Para ahorrar aún más, siempre puedes comprar comida rápida de preparar en un supermercado y cocinar si te alojas en un apartamento.